close

¿Nos vamos de picnic? Te traemos seis lugares idílicos de Zaragoza para hacer un picnic

IMG_0026

Artículo: Equipo de Diario de una RRPP

Zaragoza, durante la primavera, se convierte en la ciudad ideal para aprovechar sus parques haciendo picnics con la familia, la pareja y/o los amigos, por eso hemos decidido celebrar el Día Mundial del Picnic (y si no existe, nos lo inventamos) para extender esta gran fórmula que allí solo hacemos el día de San Jorge a otras zonas y fechas del año. ¡Bienvenidos a la picnimanía!

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM @ENJOYZARAGOZA!

El Parque Venecia nos parece muy chulo y poco aprovechado, no solo por su gran extensión verde, sino porque tiene una tirolina divertidísima para niños y adultos. Ideal para ir con la familia con todas las viandas tirarse en el césped y echar el día en plena naturaleza. Por ejemplo, con el desayuno que te lleva a dondequiera que estés La Dolce, con salados como los bocatines de jamón, y dulces como sus croasancitos solos crujientes o de varios tipos de chocolate y demás bocados dulces, ¡a elegir todo lo que quieres que te metan en la cesta!

No hay mejor paisaje en toda la ciudad que el paseo de la Ribera del Ebro con la Basílica del Pilar de fondo, sobre todo para llevar a tus amigos de fuera a que se hagan todas las selfies posibles y prueben los productos autóctonos, por ejemplo embutidos de Teruel, no sólo jamón, sino otros ibéricos, longaniza, fuet de ternasco comprado en el Mercado Central, quesos de la tierra… y, por supuesto, vinos de Aragón o cervezas artesanales de aquí. Por cierto, el paisaje es maravilloso pero no está mal contar con spray antimosquitos ya que el agua es su perfecto ecosistema.

El puente de la Fuente de los Incrédulos es genial porque incluso hay unas mesitas con banquitos y suena el agua del canal como banda sonora de la jornada, perfecto para los que prefieren no sentarse en el césped y disfrutar de mayor comodidad. Proponemos llevar tuppers con ensaladilla rusa, croquetas, por ejemplo, de Croquetarte, que las empaqueta para llevar, culminando con una de las originales creaciones reposteras de Arte a Bocados para la sobremesa.

El Parque del Agua también da mucho juego para ir con los niños porque pueden disfrutar del laguito para navegar en sus patos-patinete, las tirolinas, los caballos… y hasta el golf. Como en las playas del Ebro no se puede introducir comida ni bebida, siempre podéis hacer el picnic antes con unas frutas frescas recubiertas de chocolate de Kachonwaa bien conservadas en una neverita y después pasar la tarde allí dándoos chapuzones y una sangría de Carmines que por cierto la botella es monísima. ¡Día completo!

El Parque Grande, por descontado, también tiene jardines de sobra para tirarse a la bartola con un mantel de cuadros, la cestita, las copas y un buen vino blanco o cava fresquito, llevando la comida casera o, si os da pereza cocinar, siempre podéis encargarla en La Tradicional, en Camino de las Torres, 92 donde con sus ricas propuestas, garantizamos siesta a la sombra a pierna suelta.

NUESTRO FAVORITO El Parque Bruil es de esos parques que vamos descubriendo poco a poco a través de las actividades como el cine de verano de A la Fresca del Ayuntamiento de Zaragoza. Sus árboles cobijan historias en torno a limonadas con jengibre e improvisando una pequeña bacanal sin mover un dedo: llama a Glovo y disfruta de un delivery de lo que más te apetezca.

Artículo: Equipo de Diario de una RRPP

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM @ENJOYZARAGOZA!

Banner-modelo-728-x-90

AQUÍ TODO NUESTRO CONTENIDO GASTRO

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.