Ternasco de Aragón IGP, Jamón de Teruel y la Paleta de Teruel DOP: conoce los productos cárnicos aragoneses con calidad diferenciada - Enjoy Zaragoza
close

Ternasco de Aragón IGP, Jamón de Teruel y la Paleta de Teruel DOP: conoce los productos cárnicos aragoneses con calidad diferenciada

ternasco

¡Atención! No recomendamos la lectura de las siguientes líneas con el estómago vacío. Leerlas sobre despertará irremediablemente un apetito voraz. Sensación que solo podréis saciar con dos exquisiteces tan sabrosas y suculentas como el Ternasco de Aragón IGP y el Jamón de Teruel y la Paleta de Teruel DOP.

Texto: Armando Cerra – Fotos: Alimentos de Aragón

En los días anteriores os hemos hablado de otros productos agrícolas con DOP como las Cebolla Fuentes de Ebro, el melocotón de Calanda o el Espárrago de Navarra. Sin duda maravillas culinarias imprescindibles. Pero tal vez los más carnívoros estéis deseando que llegue el momento de catar manjares que sigan siendo de primerísima calidad pero más contundentes.

Tres cultivos aragoneses con calidad diferenciada: cebollas, melocotones y espárragos

Pues bien, estáis de enhorabuena. Afilad el cuchillo y prepararos para saborear dos delicatesen de renombre, ambas con la garantía de calidad que dan los controles y normas de una Denominación de Origen Protegida y una Indicación Geográfica Protegida. Nos referimos tanto al Ternasco de Aragón IGP como al Jamón de Teruel y la Paleta de Teruel DOP.

AQUI TODO NUESTRO CONTENIDO SOBRE PRODUCTOS DE ARAGÓN

Ternasco de Aragón IGP

Aclarémoslo por sí hay algún despistado. El Ternasco de Aragón es un corderito. Un animal que solo se ha alimentado con leche materna y cereales naturales, y cuyo peso en canal va de los 8 kilos a los 12,5. Y estos solo son los requisitos más básicos para que sea considerado Ternasco de Aragón IGP.

Además de esos tienen que ser corderos pertenecientes a razas autóctonas aragonesas como la Roya Bilbilitana, la Ojinegra de Teruel, la Maellana, la Ansotana y por supuesto la emblemática Rasa Aragonesa.  En total son casi 600 las ganaderías repartidas por toda la comunidad autónoma las que se esmeran en mantener los más altos estándares de calidad de esta IGP.

Cuando vayas a la carnicería será fácil reconocer esta carne gracias a su sello rojo con la letra TA. Pero sobre todo será fácil identificarla en el paladar. La suavidad y ternura del Ternasco de Aragón es inconfundible. Además está su sabor y naturalidad.  Sin olvidar sus valores nutricionales y saludables, ya que su escaso valor graso la hace una carne más que recomendable para prácticamente cualquier persona.

Y por otra parte hay que reseñar el mundo de posibilidades gastronómicas que se abren con ella. Está claro que a todos nos hace relamernos una bandeja de Ternasco de Aragón al horno. Pero qué decir que unos jarretes guisados, unas tapas de ternasco combinados con foie, con setas o con pimientos, los míticos bocata de ternasco, los churrasquitos o unas increíbles croquetas de ternasco. Eso por no hablar de la receta más simple y sabrosa de todas: unas costillas de Ternasco de Aragón hechas a la brasa.

Jamón de Teruel/Paleta de Teruel DOP

El jamón es algo así como el buque insignia de la gastronomía española. Por eso hay diversas zonas que desarrollan jamones curados únicos y valorados en el mundo entero. Uno de esos lugares está en Aragón, al sur de la comunidad autónoma. Obviamente nos referimos al Jamón de Teruel, cuya producción cuenta con la certificación de la Denominación de Origen Protegida

Semejante categoría no es nueva, ni mucho menos. Sus orígenes como Denominación de Origen Jamón de Teruel se remontan a 1984. Si bien hay que decir que 30 años más tarde, o sea en 2014, se incorporó a la sabrosa Paleta de Teruel como producto con DOP.

Tanto el jamón como la paleta pertenecen a ganados turolenses diseminados por toda la provincia. Desde el Matarraña al Jiloca, o desde la Sierra de Gúdar hasta las tierras de Albarracín, prácticamente todos los municipios de Teruel gozan de estos animales, los cuales son fruto de un peculiar y cuidado cruces de razas porcinas. Por un lado están los cerdos Duroc por línea paterna, mientras que por vía materna se unen los Landrace y Large White. Esa mezcla da como resultado unos animales que se denominan cerdos blancos.

Las características de esos animales aportan un sabor único. De hecho se suele decir que el Jamón de Teruel es el mejor jamón del mundo de cerdo blanco. Y en ello también tiene mucho que ver el tipo de alimentación a base de cereal. En definitiva que el Jamón de Teruel es un producto cárnico sumamente apreciado gracias a que tiene una cantidad justa y suficiente de grasa, la imprescindible para que podamos saborear unos perniles jugosos y de textura firme y agradable.

Solo de pensarlo dan ganas de agarrar un cuchillo jamonero y prepararse un par de buenos cortes, e incluso alguno más. Y para acompañarlos que no falte un poquito de pan con un chorro de aceite de oliva, desde luego con DOP aragonesa. Unos productos excepcionales de los que os hablaremos en el próximo artículo.

Campaña de Ternasco de Aragón IGP para «ponerse chuleta»