Zaragoza ciudad de cine: conoce los rincones de Zaragoza que aparecen en 'Nuestros Amantes' - Enjoy Zaragoza
close

Zaragoza ciudad de cine: conoce los rincones de Zaragoza que aparecen en ‘Nuestros Amantes’

Captura de pantalla 2022-01-28 a las 11.40.29

Los Premios Feroz, que se otorgan mañana, confirman Zaragoza como ciudad cinematográfica. Recordamos la película Nuestros amantes, rodada en Aragón, para hacer un recorrido por los rincones y bares que sirven como escenarios de esta historia de amor nada cursi

Artículo de La Tilde by Yolanda Gil

A un solo día de acoger los Premios Feroz, que concentrarán a las mayores estrellas del cine en la ciudad, retomamos una película que tuvo Aragón y, sobre todo, Zaragoza como plató gigante y que, además, optó con 14 candidaturas a los Premios Goya 2017, entre otras, la dirección del zaragozano Miguel Ángel Lamata.

En la peli, Carlos (Eduardo Noriega), que es un escritor de guiones de cine de unos 40 años, frustrado profesionalmente y algo triste, conoce en la cafetería La bendita a Irene (Michelle Jenner), que tiene unos 30 años y no tiene claro qué hacer con su vida. Sobre ellos aún planean las sombras de sus antiguas relaciones: María (Amaia Salamanca) y Jorge (Gabino Diego), pero la chispa surge como un juego en el que el reto es no enamorarse.

Y, de casilla en casilla de ese juego, las escenas van sucediéndose por diferentes escenarios de una ciudad que, fotográficamente, da en cámara tan bonita que el chef venezolano Branly Coy, cocinero privado de Tommy Lee Jones, cuando la vio al otro lado del océano, decidió que se quería venir a vivir a Zaragoza.

 

Y se vino, justo antes del confinamiento de 2020, y acabó escribiendo el libro Oda a la comida con la escritora zaragozana Elisabeth G. Iborra. Hasta ese punto es bella nuestra capital y nosotros sin apreciarlo del todo, ¿verdad? Te invitamos a recordarlo en este recorrido por los sitios por donde los protagonistas transitan y viven su particular romance con tintes de intelectualidad y humor inteligente.

Están principalmente en La Bendita, colindante a la oficina de Enjoy Zaragoza e ideal para tomarse cualquiera de sus café, infusiones o incluso atreverte a tomarte un pequeño coñac, como hace Eduardo Noriega.

Michelle Jenner, por su parte, trabaja en el Le Petit Croissant, que es una cafetería pastelería de origen francés sita en el Paseo de la Constitución (aunque ahora tiene dos sedes más), un local con muy buen gusto para degustar panes y pastas artesanas, así como pasteles deliciosos.

Los tres escenarios de ‘Juego de Tronos’ más cercanos a Aragón

En una escena aparece también la terraza con maravillosas vistas del museo Pablo Serrano, vinculado a la hostelería a través del restaurante Quema, que nos acaba de dar la gran noticia de que abre sus puertas de nuevo el día 3 de febrero, ¡por fin! Así que tomemos esta película como un recordatorio para volver a disfrutar de sus fogones y del buen hacer en la dirección de Carmelo Bosque, chef Michelín del Lillas Pastia, en Huesca.

Ahora bien, si hay una escena que nos encanta es la de su paseo por el parque grande, ya sabes, el renombrado José Antonio Labordeta. Ese momento álgido en La Rosaleda, una maravillosa parte floral que se está ampliando desde la Consejería de Movilidad y Servicios Públicos 

Servicios públicos a través de la campaña La vuelta al mundo en 80 rosas. Así, este rincón que convirtieron en un templo del amor y un photocall natural para besarse, puedes utilizarlo estos días también en el venidero San Valentín para inmortalizar tu foto.

También hace ilusión ver en la película la plaza de Las Armas que durante tanto tiempo ha ocupado el mercadillo que esperamos que vuelva ahora que ya se acaban las restricciones de la pandemia, así como sus conciertos y eventos. En todo caso, siempre puedes pasarte por el mercado Central a comprar e irte a tomar unos vinos con tapas y carnes exóticas a la Taberna el Broquel o a hacer el aperitivo en La Gilda.

Recorre y conoce la ciudad de Zaragoza desde el tranvía

Hay un momento muy gracioso del guión donde aparece el tranvía de Zaragoza en la plaza de España y aparece un vendedor de perritos calientes que es pura ficción, es decir, que en tu vida has visto tú ahí un puesto de hot dog. Pero siempre puedes pasar al Tubo a pillarte un paquetito de croquetas de Croquetarte y tomártelas sentada en un banco en medio de la plaza al sol.

La verdad es que a Lamata le tenemos que agradecer este bonito homenaje que nos permite valorar y enseñar nuestra ciudad al mundo a través de nuestros espacios públicos, nuestros restaurantes y bares y, de paso, nos recuerda que Zaragoza y Aragón tienen muchísimo que ofrecer al cine español internacional.

La primera película que se rodó en España se filmó en la plaza del Pilar

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.