Recetas con IGP Cerdo de Teruel - Enjoy Zaragoza
close

Recetas con Cerdo de Teruel, nueva I.G.P entre los Alimentos de Aragón

Logotipo IGP CerdoTeruel

Te dejamos cinco recetas con Cerdo de Teruel para chuparse los dedos y, sobre todo, para todo tipo de niveles culinarios

Se trata de la primera carne de cerdo de España que ha sido registrada en la Unión Europea con el sello IGP

Texto de Armando Cerra

La primera carne de cerdo de España que ha sido registrada en la Unión Europea con la Indicación Geográfica Protegida, o sea con el sello IGP, ha sido el Cerdo de Teruel. Una distinción y una certificación más que merecida dada la calidad de este manjar y la larga trayectoria turolense en su producción. De hecho, este nuevo certificado se viene a sumar a otro anterior, y es que Jamón de Teruel ya fue el primer jamón blanco que logró el reconocimiento de una Denominación de Origen Protegida (DOP).

Así que ahora se cierra el círculo, ya que la carne de Cerdo de Teruel es la que se obtiene tras el despiece del animal para conseguir tanto la Paleta como el Jamón de Teruel. Ya sabemos que del cerdo se aprovecha todo, pero ahora ese aprovechamiento tiene un marchamo de calidad de primera categoría. Pero no cualquier carne porcina posee semejante sello. Ni que decir tiene que se trata de cerdos criados, sacrificados y despiezados en la provincia turolense siguiendo unas estrictas normas de control, gestión y calidad.

Pero de todo ese seguimiento se han de preocupar los productores. Nosotros únicamente tenemos que estar atentos a la hora de comprar, para echar a nuestra cesta el auténtico Cerdo de Teruel IGP. Y luego con ese manjar elaborar buenos platos en casa. ¿Cuáles? La verdad es que las recetas son infinitas. Pero por daros alguna idea, aquí van algunas combinaciones para que empecéis a salivar y vayáis corriendo a la carnicería a comprar carne de Cerdo de Teruel.

Chuletas de cerdo con manzanas

Más fácil imposible. Unas chuletas deshuesadas a la sartén bien salpimentadas. Acompañadas de manzanas también doradas en la misma sartén condimentadas con romero, tomillo, cebolla y ajo. ¡Ah!, y un buen chorro de sidra. Aquí va un truco que potenciará los sabores de toda mezcla, el aceite que echéis a la sartén, por favor que también sea turolense, en concreto con la Denominación de Origen Protegida del Bajo Aragón.

Presa de cerdo con verduras salteadas

Vamos con otro corte, la presa, la cual debéis pedirla en la carnicería fileteada para freír en la sartén. Aunque esos filetes vosotros los tendréis que convertir en tiras. Y es que buscamos un plato de aspecto muy oriental, por eso si tenéis un wok también es el recipiente perfecto para cocinar esta receta.

Solo os faltará echar ahí AOVE, tanto del Bajo Aragón o, si preferís, no os cortéis en emplear el aceite de la Sierra del Moncayo DOP. Verterlo, poner el fuego fuerte y echad zanahorias, pimientos de varios colores y cebolla. Luego un poco de jengibre rallado, las tiras de represa, y para acabar un toque de salsa de soja y semillas de sésamo. El resultado es un Cerdo de Teruel con ecos de Oriente.

Secreto glaseado con miel

Sabemos que a muchos os encanta la pieza del secreto y soléis pedirlo en los restaurantes. Pues os queremos dar una idea para cocinarlo en casa. Una receta que, aunque no seas muy cocinillas, conseguirás hacerla sin problema. El único secreto para que este secreto (valga la redundancia) salga bien, es que sea de carne de Cerdo de Teruel.

Lo primero es dorar toda la pieza de carne en una cazuela a fuego medio. Cuando ya esté sellada, sácala del recipiente y sálala. Guarda la carne por un lado y la cazuela déjala en el fuego con zumo de naranja, un chorro de vinagre y unas cucharadas de miel, todo junto hasta que se haga un jarabe. Ya te lo imaginas, ¿no? Unta el secreto con ese jarabe y al horno. En 10 minutos a disfrutar.

Solomillo relleno

Si ya tienes un poco más de nivel, estás preparado para hacer esta otra receta. Compra un solomillo de cerdo de Teruel en una pieza. Lo tendrás que abrir a lo largo, convirtiéndolo en una especie de libro abierto. Luego pásale un rodillo y alísalo. Ya tienes una amplia superficie de carne. Así que echa una capa de mostaza (de la buena, por favor), unos pepinillos cortados en tiras o en rodajas, y una capa final queso rallado (también del bueno, a la altura de la carne).

Salpimenta la mezcla y por fin enrolla todo el solomillo con el relleno. Séllalo previamente con un calentón en la sartén y luego al horno fuerte durante una media hora. Ya está, colócalo en una tabla, afila el cuchillo y a cortar rodajas para todos.

Costillar a la parrilla

Acabamos con la idea más sencilla de todas. Solo hacen falta las brasas de un buen fuego, un costillar de cerdo, sal gruesa y pimienta. El sueño de cualquier carnívoro. Eso sí, con carne de primera como es el Cerdo de Teruel con Indicación Geográfica Protegida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.