Los pueblos aragoneses con los nombres más peculiares - Enjoy Zaragoza
close

Los pueblos aragoneses con los nombres más peculiares

Captura de pantalla 2017-07-13 a las 17.45.17

Triste, Cabra de mora, Pancrudo, La Muela… Conoce estos pueblos aragoneses con los nombres más peculiares

Desde nombres relacionados con la gastronomía, anatómicos o animales… Y otros que se han hecho famosos por alguna divertida anécdota. Numerosas localidades aragonesas tienen nombres que aunque a muchos ya nos resulten normales, resultan graciosos y extravagantes para aquellos que los escuchan por primera vez.

Viajar por Aragón no solo es un recorrido por sus paisajes, monumentos, gastronomía o gente. También por su toponimia plagada de pueblos con nombres curiosos. Coge la maleta y prepárate para este trayecto por las localidades que no dejan indiferente a aquellos que circulan por sus carreteras.

1. BOTORRITA (Zaragoza)

BOTORRITA

Cuando mencionábamos que ciertos pueblos se han hecho famosos debido a alguna anécdota, nos referimos a el caso de Botorrita. En sí el nombre no tenía mucho significado hasta que un día pasó por delante Rita Barberá, que decidió que el cartel del pueblo era un buen sitio para hacer campaña electoral. La ex alcaldesa de Valencia aprovechó la instantánea junto al cartel para subirla a su blog y animar a sus seguidores a votar su candidatura.

2. FISCAL (Huesca)

Siguiendo con la política, en la provincia de Huesca se encuentra un pueblo en el que le gustaría vivir al Ministro de Hacienda: Fiscal. Aunque su nombre nos haga pensar en cosas poco divertidas como pagar los impuestos, este pueblo se encuentra en pleno Pirineo, muy cerca del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, por lo que os aseguramos que visitarlo es mucho más placentero que visitar la Agencia Tributaria.

3. BAILO (Huesca)

Mucho más divertido suena Bailo, otra localidad pirenaica con mucho ritmo. Aunque no sabemos si sus 279 habitantes (INE, 2018) sabrán mover las caderas, merece la pena ir solo por ver el paisaje de la Jacetania, donde está situado.

4. GALLOCANTA (Zaragoza)

Nos desplazamos hasta la comarca del Campo de Daroca para encontrar la música. La localidad de Gallocanta, además de tener este curioso nombre, es famosa por dar nombre a la laguna de Gallocanta, declarada Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Se trata de un humedal único en España debido a su riqueza biológica y su capacidad para albergar a un gran número de especies, entre las que todavía no se ha divisado ningún gallo.

5. CABRA DE MORA (Teruel)

El gallo no es el único animal que se puede encontrar en el mapa de Aragón, en Teruel se encuentra Cabra de Mora, una localidad que solo cuenta con 55 vecinos (INE, 2018).

6. TRISTE (Huesca)

Ser pocos tampoco es motivo de depresión, ni siquiera para los habitantes de Triste, que todavía son menos, 17 (INE, 2019).

En el año 2013, la marca de helados Frigo les dio la oportunidad de ser un pueblo alegre durante un tiempo siendo los protagonistas de esta original campaña de publicidad:

7. GUASA (Huesca)

Huesca es una tierra de contrastes, y si cuenta con un pueblo llamado Triste, no podría faltar otro llamado Guasa. A juzgar por su nombre, es posible que sus 63 habitantes (INE, 2017) estén siempre de broma. Si alguien quiere descubrirlo, puede aprovechar y ver el río que discurre por el pueblo, llamado “Gas”… ¿de la risa?

8. ESPOSA (Huesca)

Pero en los pueblos aragoneses también hay espacio para el mundo nupcial. Esposa es una localidad perteneciente al municipio de Aísa, en Huesca, y cuenta con un poco más de 46 habitantes (INE, 2019). Su monumento característico es la Iglesia Parroquial de San Bartolomé. Tenemos Iglesia y a la esposa, pero… ¿habrá esposo?

9. CONTAMINA (Zaragoza)

CONTAMINA
Foto: Viajablog

Pero, sin duda, el pueblo más preocupado por el medio ambiente es Contamina. Solo cuenta con 37 (INE, 2018) vecinos y, aunque pueda parecer lo contrario, allí se respira un aire muy puro y puede ser un buen lugar para acercarse hasta Alhama de Aragón a disfrutar de sus balnearios o para hacer una visita al Monasterio de Piedra.

Para que os quedéis tranquilos, este nombre no procede de ningún vertido tóxico, sino del latín condomin(i)a, que significa conjunto-dominio. Esta localidad se encontraba en la senda del Camino Real, la vía real principal hacia Madrid, y en la Edad Media era el asentamiento de los establos para los caballos del servicio Real de Correos.

10. CINCO OLIVAS

En Zaragoza existen las Cinco Villas, pero también está Cinco Olivas, una localidad de 112 vecinos (INE, 2018) situada en la comarca de la Ribera Baja del Ebro. A pesar de su nombre, no guarda relación ni con el número ni el fruto del olivo. Su forma original está formada por la derivación de cinc —guerrero—, y el nombre propio Ollivus —referente al guerrero Olivero—. Tras la romanización, los hablantes del latín y castellano lo modificaron para que tuviera sentido, dando lugar a su versión actual.

Captura de pantalla 2017-07-13 a las 17.38.56

11. PANCRUDO

Y, aunque no suene muy apetitoso, en Teruel nos encontramos con Pancrudo. Y no es porque en este pueblo les guste sacar la masa del horno antes de tiempo, sino por el río que pasa próximo a la localidad, el Pancrudo. Eso sí, uno de sus atractivos es un antiguo horno de pan rehabilitado, que actualmente cumple la función de sala de exposiciones y actos culturales.

Atlas de anatomía humana

Además, algunos municipios aragoneses tienen por nombre alguna parte del cuerpo o algún rasgo característico del ser humano. Es el caso de Codos, La Muela o Nigüella (“ni huella”), situados en la provincia de Zaragoza. Pero no son los únicos, Teruel cuenta con Escucha —pueblo famoso por su museo minero—, Ojos Negros y Seno.

Texto: Balboa Media, Agencia de marketing y comunicación 

También te puede interesar: