Esto es todo lo que necesitas saber si buscas piso en Zaragoza - Enjoy Zaragoza
close

Esto es todo lo que necesitas saber si buscas piso en Zaragoza

Flatmates are moving into a students dorm

PUBLIRREPORTAJE

Te contamos todas las claves para alquilar o comprar piso en Zaragoza, respondiendo a las dudas y preocupaciones que tienen los jóvenes

¿Alquilar o comprar? Esta es una de las grandes cuestiones que se plantean aquellos que buscan piso en Zaragoza. Para tomar una decisión adecuada hay que tener en cuenta muchos factores, como la capacidad para afrontar gastos, la movilidad por trabajo o las necesidades de espacio actuales y futuras. En caso de duda, lo más recomendable es contar con un buen asesoramiento. Por ello, de la mano de Ibercaja, tratamos de dar respuesta a todas esas dudas y preocupaciones que se presentan ante los jóvenes zaragozanos que se quieren emancipar.

¿Sabes ya dónde quieres vivir? ¿Y cuánto te costará? Si aún no lo tienes claro, podrías empezar analizando los precios medios de venta y alquiler de pisos en Zaragoza. Según el último informe de la Cátedra del Mercado Inmobiliario elaborado por la Universidad de Zaragoza junto con el Colegio de Registradores, el precio medio de venta de vivienda en la ciudad se sitúa en 1.801 euros por metro cuadrado y el de alquiler en 9,4 euros por metro cuadrado y mes. Para que te hagas una idea, el año pasado el importe medio de compraventa de viviendas en Zaragoza fue de casi 156.300 euros, lo que correspondería a un piso de algo menos de 87 metros cuadrados. El alquiler medio de un piso con esa superficie rondaría los 820 euros mensuales. 

Lo cierto es que alquilar o comprar un piso es la eterna pregunta. Sin duda, la economía es el principal factor que influye en la decisión, especialmente a la hora de comprar, ya que lo recomendable es contar con ahorros suficientes para la entrada y no destinar a la hipoteca más del 30-35% de tus ingresos. Si no te cuadran estos números o simplemente quieres probar a vivir por tu cuenta, quizá optes primero por el alquiler. Además, hay otras cuestiones que pueden hacer que retrases la decisión de comprarte una casa, como las circunstancias personales, la movilidad laboral o no tener claras cuáles serán tus necesidades de espacio en un futuro.

Si vas a alquilar piso

Cabe destacar que existen ayudas para jóvenes que se quieren emancipar en la ciudad de Zaragoza. En este caso, se destinan a menores de 35 años y consisten en un pago único de 400 euros para cubrir los gastos iniciales que supone irte a vivir a un piso alquilado. La gran noticia es que se ha ampliado el plazo para solicitar la ayuda hasta el 15 de octubre o hasta que se agote el presupuesto. Eso sí, tienes que tener en cuenta que, si cobras una ayuda al alquiler, tienes que presentar la declaración de la renta e incluirla. 

Si finalmente te decides por vivir de alquiler, deberás contar con algunos gastos fijos aparte del arrendamiento, como la luz, el gas, la comunidad, internet… ¿Y seguro de hogar? Ten en cuenta que el seguro de hogar contratado por el propietario no te protege por completo. Si, por accidente, provocas daños en la vivienda o en la de un vecino, no estarías cubierto. Tampoco si te roban algo en casa. Por ello, es recomendable valorar la contratación de un seguro para inquilinos ya que, en realidad, podría evitarte otros gastos mayores.  

Cómo empezar a ahorrar

Si tienes la sensación de que el dinero se escapa de tus manos, debes saber que existen métodos de ahorro que te ayudarán a reservar una parte de tu dinero. Uno de los consejos que te podemos dar es que no tienes que centrarte solo en cuánto ahorrar, sino que puedes poner el foco en la frecuencia. Cuanto antes y periódicamente es lo que recomiendan los expertos. Puedes probar con algunas técnicas muy sencillas. Por ejemplo, con el reto de las 52 semanas, ahorras un euro la primera semana, dos la segunda, tres la tercera, cuatro la cuarta y así hasta que pasen las 52 semanas. Al cabo de un año, tendrás 1.378 euros ahorrados. Otra opción es aplicar la regla del 50/30/20, con la que divides tus ingresos netos en tres partes. Así, el 50% estarán destinados a los gastos más básicos (comida, alquiler, seguros…), el 30% para tus aficiones, ropa u ocio y el 20% restante para el ahorro.  

Si aún no lo ves claro, puedes facilitarte la vida con una Cuenta Metas, como la que ofrece Ibercaja, que te ayuda a sistematizar el ahorro. Esta cuenta es como una hucha a la que podrás destinar automáticamente una cantidad fija al mes, una parte de tu sueldo o el redondeo de las compras que hagas con tarjeta. Así ahorrarás prácticamente sin enterarte. 

Si estás pensando en tener tu propia casa

¿Tienes objetivos a medio o largo plazo y aspiras a comprar tu primera vivienda? ¿Lo tienes claro, pero te parece un poco pronto y prefieres ahorrar? Los bancos ofrecen alternativas, como cuentas remuneradas que permiten obtener dinero extra y, si quieres, dedicarlo a comprar o reformar una casa. Es el caso de la Cuenta Contucasa de Ibercaja para menores de 35 años.  

Pero si lo que quieres es tener tu propia casa ya, lo mejor es hacer cálculos y simular tu hipoteca para hacerte una idea de las cuotas mensuales y durante cuánto tiempo tendrás que pagarla. Ten en cuenta que existen hipotecas para jóvenes menores de 35 años con financiación de hasta el 95% del precio de la vivienda. De cualquier forma, lo más coherente es dejarte asesorar por expertos y conocer todas las condiciones y otros aspectos que tendrás que considerar.

También te puede interesar: