Las mejores alternativas para un octubre entretenido sin necesidad de aburrirse - Enjoy Zaragoza
close

Las mejores alternativas para un octubre entretenido sin necesidad de aburrirse

sal si puedes

Se puede disfrutar estos días sin pasar por las aglomeraciones ni cumplir con las costumbres de toda la vida, pasándolo igual de bien o incluso más a gusto

Llevamos cuatro años ofreciendo alternativas a todos los que abominan un poco de las fiestas populares durante los diez días que duran los pilares. No porque tengamos nada en contra de la celebración ni de nuestra patrona, sino porque nos agobian un poco las muchedumbres, no poder andar por el centro, sobre todo cuando vivimos EN ÉL; encontrarnos todos los bares y restaurantes hasta la bandera, hasta tal punto de que es imposible pedir, simplemente, una de bravas o tomarte un vino decente…

Así que, cada uno de esos cuatro octubres, hemos propuesto opciones para vivir nuestra festividad en honor a nuestra patrona y la de la Hispanidad, pero yéndonos a los barrios menos concurridos, a lugares donde podíamos seguir recibiendo calidad por el mismo precio, sin el típico incremento pilarico, y sin tener que reservar cuando lo que nos apetecía era improvisar.

Este año quizá la pandemia no nos permita improvisar tanto, pero desde luego nosotras tenemos ya nuestros sitios predilectos para vivir estos Pilares tan sui generis que se parecen tanto a lo que ya veníamos haciendo y reivindicando. Quizás, de repente, si te dejas llevar de nuestra mano, descubras otra manera de vivir las fiestas… ¡con mucho más espacio vital!

Aprovechemos para vivir una ciudad más descentralizada que nunca.

El vermú lo hacemos en la Vermutería Castrobar, que tiene una cantidad de referencias de vermús que no te podrías acabar aunque fueras todos los días que duran las ‘no fiestas’, con sus correspondientes tapitas para empapar. Exactemanete 17º vermuts reunidos en San José. La mañana la pueds completarcon  una magnífica vuelta por El Matadero, convertido en centro cultural multiusos donde, a veces, ponen mercadillos de artesanos como Poesía en Piedra.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Castrobar (@castrobarvermuteria) el

El vermú se puede alargar a torero en el Sal si puedes, como su propio nombre indica, que está cerca del Parque José Antonio Labordeta. De modo que es una opción fantástica para comerte su pincho de tortilla o sus conservas, con un goloso vermú de NTC y luego irte a pasear o incluso a alquilarte un tándem, ¿te acuerdas?. ¡No será por espacio!

La comida-comida en condiciones, la de sentarse a la mesa y no levantarse hasta terminar los chupitos se puede hacer en el Saucco, cocina de mercado con toques de autor en un local tranquilo, blanco, apartado del mundanal ruido. Y luego te vas dando una vuelta hasta la Plaza San Francisco a tomar un cafecito con una gofre con helado de chocolate en el Nómada Street Food y ya puedes echarte un siestón tranquilamente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Nómada Street Food (@nomada_streetfood) el

Pero como te quedan días y es obvio que unos Pilares no se los pasa uno en casa a menos que nos confinen con cadenas, no te puedes perder los menús (o la carta, que tampoco sale más cara) del genial Bistrónomo. En serio que Guillermo Blesa ha trabajado con los mejores chefs de media España y lo tenemos ahí en San José súper a mano trabajando la casquería y otras recetas exquisitas por precios más que asequibles. Un must que puedes completar con un paseíto por el parque Miraflores, donde igual no has estado en tu vida, ¿verdad?

Las copas aconsejamos tomarlas en el Sherman’s, cuyo propietario y barman, Kike Visiedo, sabe más de ginebras y whiskies que toda Zaragoza junta. Por no hablar de su adictivo vermú preparado, campeón del Concurso del vermú preparado Cinzano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sherman’s (@shermans.pub) el

Para cenar, oh my God, un espacio gastronómico con toques creativos y artísticos como la espaciosa sede de la Kanalla Gastro Taberna, con sus trampantojos, sus cantidades para compartir, esas delicias que repetirás una y otra vez en cuanto conozcas las propuestas de sus amabilísimos propietarios, que se han mudado a una despoblada calle de la zona de Bretón.

Y bueno, si lo tuyo es pisar el Tubo, pues encontrarás un oasis de paz en Labamba Cook Art, donde Alberto Brosed te acogerá con sus creaciones pictóricas y culinarias en sus espacios reservados, para que estéis a gusto por grupos de amigos o en familia, que es, al fin y al cabo, el motivo por el que nos encantan las fiestas del Pilar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Labamba Cook-Art (@labamba_restaurante) el

Artículo de LA TILDE BY YOLANDA GIL

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.