Galacho de Juslibol: una joya natural sin salir del municipio de Zaragoza - Enjoy Zaragoza
close

Galacho de Juslibol: una joya natural sin salir del municipio de Zaragoza

Vista aérea

Conoce la historia y cómo visitar y llegar al Galacho de Juslibol

Texto: Armando Cerra

En el propio municipio de Zaragoza disponemos de una joya natural de primer orden. El Galacho de Juslibol, demostración de que el río Ebro es algo vivo y cambiante. En realidad, este galacho es un espacio relativamente moderno, teniendo en cuenta lo lentos que suelen ser  los ciclos naturales. Pero dentro de esas dilatadas escalas de tiempo, el Galacho de Juslibol es un “jovenzano” y precisamente en 2021 ha cumplido sus 60 años de existencia.



Fue en enero de 1961 cuando el Ebro tuvo una de sus crecidas más brutales del siglo XX. Más o menos multiplicó 16 veces el volumen de sus aguas. Obviamente la riada fue memorable. El Actur entonces era bien distinto a como lo conocemos ahora, y con la crecida se convirtió en un inmenso charco.

Poco a poco las aguas fueron volviendo a su cauce. Aunque esto no es más que una frase hecha. En realidad, el río no volvió a su trazado anterior. Se ahorró una curva que hacía bajo los escarpes de yeso que tiene en su margen derecha, y decidió acortar por un camino más recto rumbo a Zaragoza, pasando por lo que ahora es el Parque del Agua.

Así que el río dejó un recodo de agua entre Juslibol y Alfocea. Ese fue el comienzo del Galacho. Al principio aquel meandro abandonado tendría un aspecto muy distinto al actual. Pero el poder del agua como factor vital regenerador, unido a la protección de la que ha disfrutado el espacio desde hace unas décadas, ha hecho que hoy en día el Galacho de Julisbol sea una perla natural que todo zaragozano debería visitar de vez en cuando. Y por supuesto recomendar su descubrimiento a amigos y familiares.



Cómo llegar al Galacho de Juslibol

Al tratarse de un espacio protegido y delicado, en la actualidad no se puede llegar hasta ahí en coche. Ni falta que hace. Es mucho más atractivo hacerlo a bordo del trenecito El Carrizal que saliendo desde la calle María Zambrano hace el trayecto de lo más ameno hasta el Centro de Visitantes, atravesando antes el barrio rural de Juslibol y luego yendo por la pista bajo el escarpe de yeso.



Este tramo es de lo más interesante, ya que vamos comprobando la diferencia entre un suelo árido y estepario, con la exuberancia vegetal que a corta distancia ofrece el Galacho.

No obstante, El Carrizal no es el único modo de llegar. También lo podemos hacerlo andando o en bici desde las calles de Juslibol. No hay pérdida posible. O si se prefiere se puede ir en bici desde Alfocea o desde el puente de Pontoneros a la altura de Monzalbarba. De cualquiera de esas formas se puede dar un paseo en familia muy entretenido, con distancias perfectamente asumibles, pero de lo más enriquecedoras. Parece mentira que esos caminos tan tranquilos sigan siendo parte de Zaragoza.

En bici por el Canal. Desde Valdefierro a Valdegurriana

El Centro de Visitantes

En el corazón del galacho está el centro de visitantes. Tal y como vemos en una foto que acompaña estas líneas, cuando las aguas del Ebro van muy crecidas y sube mucho el nivel freático, el edificio del centro de visitantes se convierte casi en una isla. Esa es otra demostración de cómo fluyen las aguas y la naturaleza aunque a veces nos parezca que no.

El caso es que para descubrir todos los valores del Galacho de Juslibol hay que visitar este espacio expositivo y didáctico. Y creednos que hay mucho que descubrir: las dinámicas fluviales, la geología del lugar, la desbordante vegetación de ribera o la increíble fauna que aquí ha encontrado el mejor hábitat para reproducirse y alimentarse.

Actividades en el exterior

Además desde el centro de visitantes se organizan diversas actividades divulgativas. Son muchos los escolares que pasan por aquí. Pero no solo es interesante para los peques. También hay un calendario de propuestas para adultos y familias. Aprovechadlas, porque gracias a los monitores y educadores ambientales es como uno se puede quedar boquiabierto con la riqueza del paraje.

No obstante, también se puede visitar de forma libre. Eso sí, siempre siendo respetuoso con el lugar, con su flora, su fauna y el resto de visitantes. Es decir, no hay que salirse de los itinerarios marcados, no hay que dejar basura y no hay que gritar ni hacer ruidos que molesten a las muchas aves del entorno. Tal vez no las veáis, pero están ahí.

También hay que saber que las mascotas son bienvenidas, pero no pueden ir sueltas. Así como si se va en bici, se tiene que circular a poca velocidad. O si se prefiere existen aparcabicis a disposición de los visitantes para hacer los itinerarios caminando. Y atención, ahora que sube tanto el mercurio del termómetro. Por mucho calor que haga, está prohíbido el baño tanto en las lagunas como en el galacho.

Sabiendo eso ya solo os queda marcar un día en el calendario y acercaros hasta el Galacho de Juslibol. Quien no haya estado, se va a sorprender.

[pdf-embedder url=»https://www.enjoyzaragoza.es/wp-content/uploads/2021/06/folleto-Galacho-otoño-2021.pdf» title=»folleto Galacho otoño 2021″]

AQUÍ TODO NUESTRO CONTENIDO SOBRE QUÉ VER EN ZARAGOZA



FOTOS: AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.