Entrevista al influencer zaragozano Luc Loren - Enjoy Zaragoza
close

Hablamos con Luc Loren, el influencer zaragozano pionero en las redes sociales que pincha este sábado en El Plata

IMG_6873

«Actuar en El Plata es algo muy icónico. Estoy muy contento de que cuenten conmigo, muy feliz de poder ir por fin a mi ciudad en las Fiestas del Pilar«, Luc Loren

¿Quién no conoce a Luc Loren? Este influencer zaragozano (Lucas Loren) es una de las figuras más destacadas de las redes sociales en España, aunque su pasado nos lleva hasta el mundo de la noche. Precisamente, su paso por las discotecas de Barcelona le llevó a conocer a una de las referentes del sector, Dulceida, quien le abrió las puertas a un nuevo mundo.

Tras más de 10 años en el sector, su crecimiento ha sido meteórico alcanzando los 300.000 seguidores en Instagram y los 470.000 suscriptores en Youtube. Cifras que ha aprovechado para convertirse en un altavoz de temas tabú para la sociedad: transexualidad, VIH, prostitución… Los últimos años ha aprovechado para dar visibilidad a temas como la ansiedad, la depresión o la salud mental a través de su canal de Youtube, pero también con un docu-reality en Amazon Prime. Ahora, previo paso por Zaragoza, hemos aprovechado para hablar con él sobre su pasado, presente y futuro, parándonos en diferentes temas candentes.

P. ¿En qué momento Luc Loren pasa a ser influencer? ¿Cómo recuerdas tus comienzos en las redes sociales? ¿Qué crees que es lo que se necesita para serlo: números, personalidad, fama, un poco de todo…?

Yo creo que en el momento en el que me mudo a Barcelona hace 15 años. Decido meterme en el mundo de la noche, del ocio nocturno y de la cultura más underground, donde me hago DJ y fotógrafo. En ese momento conocí a una de mis mejores amigas, a Dulceida, con la que comencé a sentir una conexión artística muy fuerte. Ella empezó a crecer y yo pasé a formar parte de su equipo creativo, por lo que los seguidores me empezaron a rebotar.

Pienso que ahí fue cuando el fenómeno influencer comenzó a forjarse de verdad. Creo que Aida (Dulceida) fue de las primeras bloggers que tuvo realmente una presencia muy mediática y relevante en lo que hoy en día son las redes sociales. Entonces, de rebote me llegaron seguidores por la exposición que mi amiga me daba y decidí crear un producto propio, formando un grupo de DJ.

Al final, he terminado mi carrera en solitario desde hace 5 años. Llevo ya 10 años en este mundillo y estoy muy contento porque es muy difícil mantenerse. Las caras pasan de moda y hay unos cuantos “cadáveres” de mi época que no quisieron o no supieron seguir.

P. Los múltiples cambios de Instagram, la explosión del fenómeno de Tik Tok… ¿Qué cambios notas entre las redes sociales del pasado y las actuales?

No es lo mismo subir una foto a Fotolog que hacer un post en un blog, subir un vídeo a Youtube, una foto a Instagram o un vídeo a Tik Tok. Digamos que los códigos cambian y van evolucionando con las generaciones. Tienes que saber adaptarte a ese nuevo código y saber llevar tu mensaje renovado. Antes, un vídeo de Youtube duraba 25 minutos y era lo que premiaba, tenías que hacer una determinada cabecera y hablar con de una forma concreta, mientras que ahora es en vertical, de 50 segundos y tiene que ir todo súper rápido. Si no sabes adaptarte a esto, estás muerto.

P. Este mismo año te hemos visto como protagonista del docu-reality “Influencers: sobrevivir  a las redes sociales”. Se tratan temas como la salud mental o la doble moneda que suponen los seguidores (amor y hate) y el propio nombre ya es un indicativo de lo que nos podemos encontrar. ¿Qué crees que es lo mejor y lo peor de las redes sociales?

Lo peor es el precio mental que se ha de pagar estando expuestos todo el día y el coste emocional de estar con esa “obligación” de estar contando tu vida. Es cierto que hay gente como yo que trata de ser más reservada con su vida privada, aunque a veces he compartido situaciones de ansiedad y de salud mental, alguna pareja… Es algo que me ha hecho daño. También me quedo con los comentarios negativos.

Por el contrario, lo mejor, sin lugar a dudas, es el aumento de la representatividad. Internet ha dado referentes que hacen que la gente no se sienta sola en su casa. A mí me hubiera encantado poder ver mis vídeos de Youtube cuando era adolescente y vivía en Zaragoza, para entender que ser un bicho raro no estaba mal.

P. Y siguiendo en esta línea, casi te podemos considerar como un abanderado de la salud mental, como también nos mostraste en la miniserie “No estamos locas” de tu canal de Youtube. ¿Cómo surge este proyecto? ¿Veremos nuevas entregas?

El proyecto surge a raíz de la necesidad que tenía la gente de escuchar hablar sobre la ansiedad porque yo siempre he tenido una sección en Youtube en la que he visibilizado minorías y voces que necesitaban una plataforma para ser escuchadas y que son incomprendidas. Hablamos sobre transexualidad, VIH, prostitución… Fue en un momento en el que lo estaba pasando muy mal y decidí entrevistar a María Pombo, que contó que iba a terapia y fue noticia. Ahora quiero creer que las cosas han evolucionado y que eso se ha normalizado. Antes de acabar el año habrá cuatro episodios más.

P. Otra de tus facetas artísticas es como DJ. Ahora te vamos a poder disfrutar en nuestra ciudad, en TardeoZaragoza Big Show. ¿Cómo comenzaste en este sector? ¿Qué se siente al volver a Zaragoza y actuar en El Plata?

Cuando me mudé a Barcelona, me metí en el mundo de la noche porque me llamaba mucho la atención. Y me lo ha dado absolutamente todo. Me empecé a interesar por la música porque tenía muchos amigos que eran DJ y me dejaban abrir cuando no había nadie. Realmente está es la profesión que más he desempeñado, aunque luego vino todo lo de youtuberinfluencer. Es un arma de doble filo, ya que la gente me juzga mucho y me cuesta ganar credibilidad musical siendo influencer.

La verdad es que actuar en El Plata es algo muy icónico. Es un cabaret del que nos hablaban nuestros padres, muy transgresor, en una ciudad en la que podría parecer que ahora hay menos libertad con el Ayuntamiento que tenemos. Estoy muy contento de que cuenten conmigo, muy feliz de poder ir por fin a mi ciudad en las Fiestas del Pilar.

P. En el pasado, los jóvenes querían ser futbolistas, actores o cantantes, mientras que ahora desean ser influencers o streamers. ¿Cómo consideras este cambio de rumbo?

No lo considero como un cambio de rumbo porque muchas personas todavía quieren ser cantantes, futbolistas o actores, pero no saben muy bien por qué. Hay mucha gente que simplemente quiere fama. Muchos jóvenes que quieren el like por el like, exposición por exposición, hacerse viral a toda costa. Mucha gente que quiere ser influencer y no sabe ni por qué. Deberían plantearse qué quieren contarle al mundo, ya que el buen influencer no es el que llega a muchas persona, sino el que sabe llegar al corazón porque tiene un mensaje que contar.

P. ¿Cómo te ves en el futuro? ¿Queda Luc Loren para rato?

Yo creo que sí. Delante de las cámaras no te lo sé decir porque eso no está escrito, pero a mí me encantaría. A raíz del documental en el que he estado y al haber defendido a mi amigo en Supervivientes, son formatos en los que me siento muy cómodo. El audiovisual y la música siempre han sido mi trabajo y, aunque la perspectiva cambie, siempre voy a estar dedicándome a eso. Al futuro le pido mucha salud, tanto mental como física.

P. ¿Restaurante de Zaragoza que recomendarías a alguien de fuera?

Sin lugar a dudas, el Churrasco. Producto clásico, de calidad, tradicional, donde tomarse un buen tomate de Barbastro

P. ¿Cómo sería el día perfecto de Luc Loren en Zaragoza?

Mi día perfecto en Zaragoza sería un día familiar en el Churrasco y tomar unas copas en El Plata.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.