Bosque del Betato en el Alto Gállego - Enjoy Zaragoza
close

Un paseo otoñal por el Bosque del Betato en el Alto Gállego

Subida al ibón

Hoy os descubrimos el Bosque del Betato situado entre las poblaciones de Tramacastilla de Tena y Piedrafita de Jaca

Texto Armando Cerra

El otoño es uno de los mejores momentos del año para salir al monte y hacer rutas senderistas. Es una época sin los calores agobiantes, sin excesos de gente y además con una naturaleza que toma unos coloridos espectaculares con la llegada de los primeros fríos

Podríamos recomendar un buen número de excursiones a lo largo y ancho de las tres provincias aragonesas. Por ejemplo, un clásico es acudir a la zona del Moncayo en la provincia de Zaragoza o descubrir los senderos y caminos que recorren el Maestrazgo en Teruel. Pero hemos optado por invitaros a descubrir una ruta en el Valle de Tena, en la comarca del Alto Gállego. 

Ahí os espera el bosque del Betato situado entre las poblaciones de Tramacastilla de Tena y Piedrafita de Jaca. De hecho el complemento perfecto para esta caminata es entrar al Parque Faunístico de Lacuniacha ubicada en esta última localidad. La ruta que vamos a hacer es de lo más recomendable para hacer en familia, ya que si se reduce en exclusiva al propio bosque del Betato, se trata de un camino sin apenas exigencia física y de carácter circular. Acabando y terminando en el mismo lugar, bien sea Piedrafita o en Tramacastilla. No obstante, ya que ese paseo es algo corto y puede saber a poco, os recomendamos hacerlo un poquito más largo y culminar una fácil ascensión hasta el ibón de Piedrafita.

Los 10 ibones más espectaculares de Aragón para visitar este 2022

Bosque del Betato

Es cierto que se alarga algo más y que se invierte como una hora más de camino, pero merece la pena el esfuerzo para disfrutar de la panorámica de ese ibón o su bello entorno montañoso dominado por Peña Telera. Así que no hablemos más. Calcémonos las botas de montaña, pillemos algo de abrigo, el chubasquero por si acaso (en la montaña nunca se sabe), además de la cantimplora con agua y un bocata para recuperar fuerzas cuando lleguemos ahí arriba.

La propuesta es llegar en coche hasta Tramacastilla de Tena y dejar el vehículo en el amplio parking que hay en la localidad. Desde ahí se remonta el casco urbano y siguiendo las señales al Betato rápidamente estamos en las afueras del núcleo. No os extrañe si os cruzáis con algún grupo a caballo, ya que por aquí hay una hípica que propone excursiones  al trote por estos caminos.

En apenas en unos minutos desde que dejamos atrás las últimas casas de Tramacastilla, alcanzamos el puente del barranco de Górgol. Este es el punto final de un corto descenso barranquista. Corto pero intenso a juzgar por los muchos excursionistas que acuden a disfrutar de este cañón salvaje. Apuntároslo para otra ocasión si os van las emociones fuertes, hoy toca seguir hacia el Betato.

Subida al ibón

En realidad se puede decir que nada más atravesar el puente nos adentramos en este bosque de cuento dominado por las altas hayas, que ahora en otoño crean un colorido especial y brillante. No es extraño que tradicionalmente se haya creído que estos parajes eran los dominios de las brujas y su magia.

La ruta no tiene pérdida. Pronto nos encontramos una flecha que indica o bien ir hacia Piedrafita hacia la izquierda o subir hacia la derecha por el espeso bosque. Esa es nuestra opción ya que queremos seguir hasta el ibón. Repetimos que merece la pena. Primero porque se disfruta más del paseo por el hayedo del Betato y luego porque se aprecia cómo va cambiando la vegetación conforme vamos ganando altura.

En breve, las hayas se convertirán en pinares y abetos, y el bosque cerrado que no deja ver el cielo se abrirá dejando a la vista nuestro camino. Una ruta que se puede hacer por la pista de la Partacua. Por ella hay menos pendiente, pero es bastante más largo. Es mejor seguir las pinturas marcadas en las sendas y seguir ascendiendo una forma más recta.

En una media hora llegamos a nuestro destino, el ibón de Piedrafita. No se trata de una gran ascensión, ya que apenas está a 1.600 metros de altitud. Aún así la foto de Peña Telera y las caprichosas formas geológicas de estos roquedos son una magnífica panorámica que contemplar mientras nos comemos el bocata.

Ibon Piedrafita

Una vez recuperados basta con deshacer el camino andado y sin querer nos encontraremos de nuevo frente a la espesura del Betato, aunque en esta ocasión hay que estar atentos a la indicación que nos marque Piedrafita de Jaca. Para llegar hasta esta otra localidad salvaremos un primer tramo de bosque hasta que llegamos a una zona más abierta, con bojes y rosales silvestres. Un camino de lo más ameno hasta llegar al pueblo. 

Ahí, como ya hemos dicho nos aguarda el parque de Lacuniacha. O bien podemos retornar hacia nuestro coche aparcado en el pueblo de al lado. Basta con salir de Piedrafita por la carretera y en breve tomar el camino a la izquierda que comunica con el bosque y con barranco de Górgol que hemos atravesado al comienzo de la excursión. Es decir, ya casi hemos acabado una jornada fantástica de senderismo. ¿Os animáis? Contadnos otras excursiones perfectas para estos meses de otoño.

AQUÍ TODO NUESTRO CONTENIDO SOBRE ESCAPADAS EN EL PIRINEO ARAGONÉS

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.