San Sebastián: qué ver y qué hacer - Enjoy Zaragoza
close

A tres horas de Zaragoza: hacemos una escapada a San Sebastián

San Sebastián

A un paso de Zaragoza, San Sebastián se ha convertido en uno de los principales focos del turismo por sus playas, gastronomía o monumentalidad

Texto de Armando Cerra

En unas 3 horas de carretera nos podemos plantar en la ciudad de San Sebastián, o Donostia, como prefiráis llamarla. Un destino que nunca deja de sorprender por muchas veces que se haya visitado la capital guipuzcoana. De hecho estando ahí se comprende a las mil maravillas porque San Sebastián comenzó a ser una meca turística ya en el siglo XIX, momento en el que se convirtió en un destino predilecto para la realeza, gran parte de la aristocracia y las grandes fortunas de España.

Ellos abrieron el camino, pero, desde entonces, somos miles de viajeros los que nos podemos maravillar con todos los atractivos de la ciudad donostiarra situada a orillas del Cantábrico. Atractivos de todo tipo, desde monumentales y, por supuesto, sus playas, hasta sus propuestas culturales, gastronómicas o festivas. Un sinfín de puntos de interés. Así que si nunca has hecho una visita a esta ciudad vasca, aquí te vamos a dar las pistas claves de lo que hay que ver y hacer en San Sebastián en una primera visita.

Lo primero que hay que ver en Donostia es su playa de la Concha. Una de las playas urbanas más famosas y hermosas de todo el mundo. Además de que posee un aspecto cambiante gracias a las fuertes mareas del Cantábrico. Si el tiempo es bueno, por supuesto, hay que bajar a darse un chapuzón en el mar. Pero si no lo es tanto siempre se puede pasear por su arena o por el elegante paseo marítimo disfrutando de las vistas y del histórico mobiliario urbano de sus farolas, barandillas de forja y bancos. Solo por contemplar ese lugar ya merece la pena el viaje a San Sebastián.

¿Quieres conocer San Sebastián? Puedes hacer este free tour

Playa de la Concha, San Sebastián

Y ya que recorremos el paseo junto a la playa de la Concha, os proponemos hacerlo íntegro, desde el Ayuntamiento hasta el otro extremo de la bahía pasando a medio camino junto al Palacio de Miramar y llegando a la playa de Ondarreta. Y una vez allí, seguid un poquito más y llegaréis hasta el célebre conjunto escultórico de El Peine del Viento realizado por Eduardo Chillida, escultor del que se está celebrando todavía su centenario.

Semejante caminata merece recuperar fuerzas a conciencia, y desde luego estando en San Sebastián está garantizado que se puede comer bien. Lo podéis hacer sentados a una mesa y disfrutando de la gastronmía marinera típica del lugar, en la que no faltarán los platos de bacalao, merluza o besugo. Pero tal vez lo más típico sea ir de pintxos. En cualquier barrio os encontraréis las habituales barras repletas de tapas, pero las más zonas están en la Parte Vieja o en el cercano barrio de Gros.

Precisamente en este barrio, que está al otro lado del río Urumea, se encuentra la otra playa interesante de San Sebastián; es la playa de Zurriola. Aquí hasta podéis hacer algo de surf o ir al cine. Y es que prácticamente junto al mar se encuentra el Kursaal, el espectacular edificio donde se celebra el Festival Internacional de Cine y donde hay salas de proyección durante todo el año.

¿Quieres conocer San Sebastián? Puedes hacer este free tour

San Sebastián

Volviendo a la Parte Vieja, un paseo muy atractivo es el va en paralelo al viejo puerto pesquero. Ese es el camino para llegar hasta el Aquarium. Una visita estupenda si se hace un viaje con niños a San Sebastián. Y es que ahí se ven grandes mantas rayas o tiburones. Además de maquetas de barcos que plasman la íntima relación del País Vasco con el mar.

Y también para los que hagan una escapada familiar a San Sebastián os recomendamos subir en funicular el Monte Igueldo. Este singular medio de transporte está en funcionamiento desde el año 1912 y permite llegar hasta un fantástico mirador sobre la bahía de la Concha y sobre toda la capital donostiarra. Pero además a un paso queda un parque de atracciones histórico ideal para visitarlo con los peques de la casa.

Pero si lo que se busca es algo más de tranquilidad, aquí va la última de nuestras recomendaciones para vuestra escapada a Donostia. ¿Qué tal relajarse en un balneario? Pero no uno cualquiera, uno situado en el corazón de la playa de la Concha. Ahí está el balneario Perla del Océano, abierto a comienzos del siglo XX para las clases más pudientes que visitaban la ciudad, pero que ahora puedes disfrutar tú.

DÓNDE DORMIR EN SAN SEBASTIÁN:

También te puede interesar: