El Museo Goya incorpora a su colección permanente la única serie completa de “Juegos de niños” de Goya - Enjoy Zaragoza
close

El Museo Goya incorpora a su colección permanente la única serie completa de “Juegos de niños” de Goya

Captura de Pantalla 2024-07-01 a las 13.17.34

La colección permanente del Museo Goya cuenta con siete nuevos cuadros del pintor aragonés, alcanzando las 32 obras en este espacio

El Museo Goya de Fundación Ibercaja cuenta con 7 nuevos Goyas que se suman a su colección permanente. Se trata de la única serie completa y conservada de escenas de “Juegos de niños” pintadas por Francisco de Goya: Niños jugando al toro, Niños buscando nidos, Niños jugando a saltar, Niños jugando a soldados, Niños peleándose por castañas y Niños jugando al balancín. Además de estas 6 pinturas, se incorpora a la colección permanente el Retrato en miniatura de joven caballero con frac azul. En total, a partir de ahora, los visitantes del Museo Goya podrán contemplar 32 obras del gran artista aragonés en este espacio.

La rueda de prensa ha contado con la participación de José Luis Rodrigo, director general de Fundación Ibercaja; May Forcén, directora del Museo Goya, e Ignacio Olmos, director de la Fundación Santamarca y de San Ramón y San Antonio.

La única serie completa en el mundo

Una de las particularidades de esta serie es que es la única en el mundo que se ha conservado y puede verse de forma completa. Las escenas de “Juegos de niños” fueron pintadas por Francisco de Goya entre 1775 y 1785. Antes de formar parte de la colección del Museo Goya, la serie ha estado expuesta en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y en Milán.

La serie de escenas expuesta en el Museo Goya está protagonizada por niños de 2 a 13 años, en acción y movimiento, fruto de sus recuerdos de infancia en Zaragoza. En ellas, Goya los representa jugando, saltando, peleando o toreando, con disfraces que simulan los uniformes de los soldados, gorros de papel o armas hechas con cañas.

Escenas ambientadas en España y en Italia

Tres de las escenas están ambientadas en España, concretamente, en espacios urbanos y de las afueras de Madrid (Niños jugando a saltar), en pueblos de Castilla (Niños jugando a soldados) y también de espacios recreados sobre sus recuerdos de infancia en Zaragoza (Niños jugando al toro). Por otra parte, Niños jugando al balancín, Niños peleándose por castañas y Niños buscando nidos tienen como fondo ambiental las ruinas clásicas de Roma.

Visibilizar la situación de los niños de la época

Uno de los principales objetivos de Goya con la creación de esta serie fue visibilizar la despreocupación existente hacia la educación de los niños humildes y pobres, la mayoría de ellos, analfabetos. Se trata de unas escenas cargadas de intencionalidad a pesar de su aparente tono divertido y alegre.

La gama de colores utilizada por Goya es la habitual de la época, con tonos blanco-agrisados, ocres y amarillentos, verdes y azules oscuros, rojos y rosáceos. En los cielos, destacan los grises claros, azules agrisados claros y anaranjados. Con respecto a la composición, en tres de las escenas es piramidal y en el resto utilizó un desarrollo en horizontal, con un grupo de niños en el centro y otros dos grupos secundarios a los lados de la escena.

Retrato en miniatura firmado por Goya

Por su parte, el retrato en miniatura de Joven caballero con frac azul fue pintado por Goya hacia 1803 y puede apreciarse su firma en la parte inferior derecha, sobre el hombro izquierdo del personaje retratado. Se trata de una obra inédita y con una técnica y soporte poco frecuentes dentro de la actividad de Goya como retratista: pintado a gouache sobre lámina de marfil. La identidad del caballero se desconoce puesto que no aparece ningún tipo de información en el reverso.

Colección permanente

El Museo Goya continúa su consolidación como un espacio de referencia a nivel nacional e internacional en la difusión de la obra y figura de Francisco de Goya. Actualmente, ofrece a sus visitantes la posibilidad de admirar 32 obras del genio aragonés, además de las series completas de grabados desde 1778 hasta 1825.

En total, el espacio expone 530 obras en sus diferentes salas, además de la actual exposición temporal dedicada a Joaquín Sorolla, y continúa con su vocación de acercar de este modo el arte y la cultura a todos los vecinos de Zaragoza y los visitantes que llegan hasta la ciudad.

También te puede interesar: