15 terrazas de Zaragoza para disfrutar del buen tiempo - Enjoy Zaragoza
close

15 terrazas de Zaragoza para disfrutar del buen tiempo

Aquí una selección de algunas de las terrazas más chulas de la ciudad de Zaragoza

Artículo de La Tilde by Yolanda Gil

El buen tiempo y la libertad también han llegado a Zaragoza, no va a ser todo patrimonio de Madrid, así que es hora de lanzarse a gozar y a celebrar la vida con los amigos y la familia en las terrazas más chulas de la ciudad. Desde la Ribera del Ebro hasta Las Playas de la zona de la Expo, tenemos espacios de sobra al aire libre para que los virus vuelen con el cierzo y nos deje aprovechar las terrazas de Zaragoza de la mañana a la noche. Que ya nos toca.



Le pastis: al otro lado del Ebro, esta terraza permite contemplar unos preciosos atardeceres con el Pilar mejorando la foto mientras te tomas unas cervezas o unos vinos con los amigos y cenas su comida informal pero afrancesada. Y el ambiente es lo mejor. Paseo de la Ribera, 14

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Le Pastis ZGZ (@lepastiszgz)

Terraza El Lago, entre Casablanca y Montecanal, es todo un espacio al aire libre rodeado de naturaleza y de un lago, como su propio nombre indica, de hecho, hay disponibles barcazas donde se recomienda navegar ANTES de comerse una buena paella y tomarse las pertinentes copas. Por lo que pueda pasar.

Las Ocas: una terraza de las de siempre, con un perímetro imbatible, en pleno Parque Grande, donde te encuentras tanto a familias con niños correteando por el césped como grupos de amigos, disfrutando con la música a todo trapo. Tómate un granizado de cerveza con limón, relájate y observa. Parque Grande José Antonio Labordeta

Lounge Van Gogh: el restaurante Lounge Van Gogh, ubicado en la 8ª planta del Aparthotel Los Girasoles ****, en nº 27 de la Avenida César Augusto, es un lugar privilegiado con una parte cubierta y una fantástica terraza con una de las mejores vistas del Pilar y de toda Zaragoza, para gozar de su carta de picoteo, con varias cocas muy atractivas, y de unos buenos gin tonics de lo más selecto.

Nusa Dua Terraza: el nuevo quiosco del Castillo Palomar fue el primero de la serie de licitaciones municipales que tienen como objetivo ofrecer una oferta diferente de ocio en espacios al aire libre. En un horario amplio, Nusa Dua Terraza ofrece respuesta para todos los estados de ánimo, desde un tranquilo café, pasando por un aperitivo y ricos cócteles en su zona chill out mientras suena música en directo.

Quiosco del Bruil: el quiosco-brasería ubicado en el Parque Bruil enfrente del Centro de Historias, se está convirtiendo en una apuesta segura para las tardes de la época estival. En pleno proceso de elaboración de una carta de brasas, es un placer disfrutar de este rincón privilegiado, con una oferta amplia de vinos y una barra de lo más sabrosa. Perfecta para familias, ya que dispone a pocos metros de un parque infantil y mesas de ping pong.



Espacio Emboca es la apuesta de esta temporada en la zona del Parque del Agua, situado entre olivos que podrás contemplar a través de sus cristaleras para sentirte inmerso en plena naturaleza. Y lo puedes hacer a cualquier hora del día, desde el vermú, pasando por las comidas, donde destacan sus menús variados, con productos autóctonos aragoneses,  hasta el tardeo con dj en directo e incluso afterworks y todo tipo de eventos de la mañana a la noche.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Espacio Emboca (@espacio_emboca)

Aura: la terraza de este restaurante sigue siendo una de las más maravillosas de la ribera del Ebro, con ese césped que se integra prácticamente en el margen del río y esas cristaleras del restaurante que te regalan la vista durante toda la comida, a escoger entre unos cuantos menús de distintos precios y especialidades.

El Viejo Negroni: este local ubicado en plena Plaza Santa Cruz, además de ofrecer uno de los mejores negronis de la ciudad, alterna mesas con su compañera de grupo, la vermutería Praga, ofreciendo una zona amplia de terraza para todos los gustos. Esta plaza quizás es una de las más pintorescas de la ciudad, muy animada en domingo con la exposición de artistas de todo tipo de tendencias hace tiempo pudiendo haber sido un sueño parecido a Montmartre. Mientras vuelve la normalidad, el color lo ponen las viandas que el público comparte en las mesas: huevos rotos con bogavante, una interesante variedad de arroces y platos muy spanish para compartir.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de (@elviejonegroni)

La reapertura de El restaurante El Cachirulo nos ofrece la opción de vivir su terraza como nunca. Además de contar con varios menús y una carta elaborada con productos de raza y mucho talento, la sobremesa se alarga por la sombra y la brisa de su entorno. A diez minutos desde el centro, la desconexión está asegurada en uno de los restaurantes más emblemáticos del panorama aragonés.

Restaurante Jena es esos locales que ejerce de punto de encuentro en los barrios de Montecanal, Rosales y Casablanca. Una carta para todos los gustos, que va desde raciones y bocadillos, apropiados para picoteos de tarde y noche, hasta una cocina más elaborada donde dan mucho que hablar sus pescados del día y sus carnes exultantes. Uno de sus tesoros, la amplia bodega de vinos, situada en la planta superior, obsesión para cualquier aspirante a sumiller.



Tardeo Zaragoza River Club: este es un nuevo proyecto de Las Playas de Zaragoza unido al éxito de Tardeo Zaragoza, pero con una propuesta que va mucho más allá de pasarse la tarde meneando el esqueleto (o tomando el sol entre chapuzón y chapuzón) al rito de los djs que pinchan música remember, House, Electrónica selecta (orgánica, folktronica, melodic…), Funky + R&B de viernes a domingos. Pero ojo que los viernes también hay ciclo de conciertos así que te puedes tirar allí todo el fin de semana a tiempo completo, empezando por el aperitivo con unas buenas raciones, pasando por la comida, a base de ensaladas y pastas, tablas de embutidos y cocas para empapar los gin tonics, y hamburguesas para cenar después de ver caer el sol.



La terraza del Alma Mater se sitúa dentro del Museo Episcopal, así que es el lugar perfecto para aislarte y disfrutar de la paz y del silencio más absoluto después de descubrir la historia de Aragón y la obra de artistas como Goya y Bayeu a través de sus visitas guiadas. Puedes hacer del desayuno al aperitivo o el café y la merienda.

En la plaza San Francisco, destacan dos terrazas: la de Nómada Street Food, con toda esa comida callejera internacional tan gustosa para viajar con el paladar y seguir luego con la sobremesa; y la del Sangüich, donde cualquiera de sus bocadillos y sándwiches de corte italiano te van a hacer babear.

AQUÍ TODO NUESTRO CONTENIDO SOBRE GASTRONOMÍA

3 Comments

  1. Cambiaría la taberna urbana, que es bastante normalita la terraza, por la terraza experimental en el parque Delicias. Es una monada y a veces hay musica en directo.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.