Monasterio del Santo Sepulcro de Zaragoza - Enjoy Zaragoza
close

Santo Sepulcro: el monasterio del siglo XIV que no esperabas encontrar en el corazón de Zaragoza

Eje02MRWkAAalHU

El desconocido Monasterio del Santo Sepulcro, en el centro de la ciudad de Zaragoza

Texto: Armando Cerra

No es la primera vez que os hablamos en Enjoy Zaragoza del Monasterio de Santo Sepulcro. Os hemos ofrecido vídeos en las redes y también os hemos informado sobre los horarios de visitas que programa el monasterio. Y sin embargo, parece que esta joya de nuestro patrimonio esté destinada a ser la gran olvidada entre tanta riqueza histórica y artística repartida por la ciudad. Pese a lo mucho que tiene que ofrecer.

Para empezar por ser un recinto donde la vida monástica se ha desarrollado de forma ininterrumpida durante más de 700 años. Es un monumento cuyos orígenes se remontan a una fecha exacta. El 13 de mayo de 1306. Ese día se hacía oficial su fundación. Y desde entonces no ha dejado de acoger en su interior a una comunidad religiosa femenina, así como su patrimonio artístico se ha ido enriqueciendo con el paso del tiempo y los cambios de gustos y estilos. 

Es decir que pese a sus orígenes mudéjares, al recorrer el monumento también nos vamos a encontrar con obras de arte y detalles arquitectónicos románicos, góticos, renacentistas, barrocos, neoclásicos… todo un manual de la Historia del Arte. Ya solo por eso merecería ser más conocido.

 AQUÍ TODO NUESTRO CONTENIDO SOBRE MONASTERIOS DE ARAGÓN

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Enjoy Zaragoza (@enjoyzaragoza)

Además hay que tener en cuenta su céntrica ubicación. En el Barrio de la Magdalena a un paso del resto de grandes atractivos monumentales. Y por si fuera poco, el Monasterio del Santo Sepulcro hace ya mucho tiempo que abre sus puertas a los visitantes. Además de que lo hace forma variada con distintos horarios y diferentes recorridos temáticos. Todo ello está presente en su web y ahí se pueden concertar las visitas. Echadle un ojo y acudid a ellas. ¡Os va a sorprender todo lo que ahí se guarda! De momento para abrir boca, aquí os resumimos el tipo de recorridos que se pueden hacer, para que elijáis por cual queréis empezar.

La visita guiada llamada “El Monasterio Mudéjar” es el recorrido que se lleva ofertando desde hace una década. Sí, has leído bien. 10 años, ¿y todavía no has ido?  Es un recorrido centrado en todo el patrimonio mudéjar que atesora. Ya sabes… ese estilo que en Aragón podemos presumir que está catalogado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

El caso es que el Monasterio de las Canonesas del Santo Sepulcro es el único que se conserva de forma íntegra en estilo mudéjar. Por cierto, seguro que os habéis fijado en qué ahora decimos Monasterio de las Canonesas, y es que cuando se fundó las mujeres religiosas que aquí vivían, no estaban en régimen de clausura. Podían salir al exterior e incluso pasaban alguna temporada en sus casas familiares. 

Lo de quedarse recluidas y en clausura llegó más tarde, hacia el siglo XVI. Lo cual también supuso cambios en la arquitectura del monasterio. Todo eso se descubre durante este recorrido por las partes más antiguas del edificio. Por si te lo estás preguntando, la actual comunidad no es de clausura, sino que hace ya unas décadas que volvieron a ser canonesas, las únicas del Santo Sepulcro en todo el país.

Como decíamos, si no has estado nunca, esta visita es la mejor toma de contacto con el monumento. Se accede por la plaza de San Nicolás y durante más o menos una hora se pasa por la iglesia del Santo Sepulcro, el espectacular claustro, la sala capitula y también el antiguo refectorio.

Otra visita guiada diferente es la titulada “¡Hasta la cocina!” Un recorrido que se puso en marcha hace más de un año y que es la mejor forma de descubrir cómo era y cómo es la cotidianeidad en un convento como este. La denominación de la visita ya nos da pistas sobre el recorrido. El cual empieza en la entrada de la calle Don Teobaldo. A partir de ahí se descubre la vieja cocina, se recorre parte del claustro, hasta que el grupo se adentra en dos refectorios diferentes, tanto el mudéjar como el renacentista. Un itinerario que tiene un sabor especial, no solo por el asunto gastronómico, sino también porque sumerge a los visitantes en la atmósfera más íntima de la comunidad.

Por último hay que mencionar la visita guiada que se ha puesto en marcha este mismo otoño. Se llama “Muralla Interior. Los Pasetes del Monasterio y la Murallas de la Ciudad”. En este caso comienza por el Coso, ya que la gran protagonista es la muralla romana recién restaurada y sobre la que se construyó el monasterio. Es decir que este itinerario nos lleva más allá en el tiempo, dos milenios atrás. Para ir remontando desde la época romana a las modificaciones medievales de la muralla, los arreglos musulmanes y finalmente la construcción monasterial. E incluso prosigue en la historia, ya que se camina por los conocidos como “pasetes” o por lo que queda de ellos tras los daños sufridos durante la Guerra de la Independencia.

¿De verdad que no te dan ganas de conocer todo esto? Es un repaso a nuestra historia. Apúntate cualquiera de estas visitas y cuándo te venga algún amigo o familiar a casa sorpréndele con un lugar tan poco conocido en comparación con otros monumentos de Zaragoza.

PINCHA AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE LAS VISITAS



Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.