close

Las Delicias: ¿la ciudad dentro de la ciudad?

Captura de pantalla 2018-10-26 a las 12.49.10
BANNER-04
Artículo escrito por Cronotopos Arquitectura

No es equivocado referirse al barrio de Las Delicias como la segunda ciudad de Aragón. Con una población de 110.000 habitantes representa el 16% de la ciudad y más del 8% de toda la comunidad. El barrio es un complejo sistema formado por distintas piezas más o menos parecidas que consiguen funcionar y relacionarse entre sí. Una densidad extremadamente elevada (un 50% más que la de Bombai, por ejemplo) y la mayor tasa de multiculturalidad de la ciudad ha hecho que la imagen de degradación social y económica haya sido muy importante en los últimos años. Sin embargo, gracias precisamente a esa densidad y a diversas actuaciones urbanísticas se está tratando de revertir esta situación y hacer de Delicias una centralidad a nivel de ciudad.

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM @ENJOYZARAGOZA!

A principios del siglo XX Zaragoza prácticamente seguía ocupando la misma extensión desde hacía años, delimitada por las murallas medievales (Paseo María Agustín, Paseo Pamplona, Paseo Constitución, Paseo la Mina, calle Asalto y calle Alonso V). En 1908 se destruyó esta muralla y la ciudad empezó a colonizar de manera más estable y definida los terrenos extramuros en un periodo de gran crecimiento económico y demográfico.

En los antiguos terrenos de los municipios de Romareda y Miralbueno se construyeron las líneas de ferrocarril de Alsasua-Zaragoza (1891) y de Madrid-Zaragoza-Alicante con sus consiguientes estaciones, cerca de los tradicionales caminos a Navarra y Madrid, una zona popularmente conocida como “la Explanada”.

Captura de pantalla 2018-10-26 a las 12.49.14

Junto a estas infraestructuras empezaron a aparecer pequeños grupos de viviendas en lo que primero se llamó “barrio de La Romareda”, más tarde “barrio de la Estación” y hoy conocemos como “barrio de las Delicias”. La construcción de distintas industrias a principios de siglo, entre las que destacó Carde y Escoriaza (hoy englobada en CAF) ocupando el terreno del actual Parque Roma fue clave para configurar de manera definitiva el futuro barrio, ya que atrajo una gran cantidad de población y nuevas viviendas y servicios. A esta empresa se le sumarían Tudor (en el Centro Comercial Augusta), Alfonso Solans Viamonte (en la calle Blanca de Navarra y que sería Pikolin), boinas Tello (actual Mercado Ciudad Jardín), cauchos Criado y Lorenzo (zona de Los Enlaces), Chocolates Orús y Averly entre otras.

Captura de pantalla 2018-10-26 a las 12.49.10

La zona empezó a resultar atractiva para inversores y promotores, que adquirían terrenos y construir viviendas para la creciente demanda de la zona realizando una parcelación privada al margen del Ayuntamiento. Algunas de estas primeras construcciones se disponían paralelamente a lo largo de calles, como es el caso de la zona de Delicias, Pedro de Luna y Unceta. Sin embargo, junto a esta zona racional y controlada encontramos otras mucho más desordenadas que responden al trazado de las antiguas acequias que hasta hace poco regaban la zona de huertos que ocupaba el lugar y los caminos que las cruzaban y servían de linderos. Hoy desaparecidas, estos caminos de agua siguen dejando su huella en la forma de la ciudad con sus recorridos tortuosos. Lo que en su día eran parcelas azarosas de hortales hoy mantienen su misma huella en forma de viviendas. Estas acequias eran las que corresponden entre otras a la calle Barcelona, camino de la Mosquetera y calle Terminillo. Estas zonas, incluido el entorno de la Plaza de Huesca, conforman el centro histórico de Las Delicias.

Si bien el barrio se extendía hasta los límites de la ciudad consolidada, no formaba parte de ella. La línea de tren lo separaba del resto de Zaragoza y su conexión se producía a través de un peligroso y problemático paso a nivel en el principio de la Avenida de Madrid.

14738703417_0254477701_o

Con esta barrera muy presente el barrio siguió creciendo y densificándose, sin atender a la buena planificación ni a las necesidades de los habitantes. Ejemplos de la mala planificación son calles sin salida, interrumpidas por otros edificios y manzanas excesivamente largas, como el frente oriental de la calle Delicias (de 500m), atravesado hoy por dos pasajes a nivel de calle o la falta de espacios verdes y equipamientos. A este hecho hay que sumar el que el barrio haya sido el destino elegido por más del 20% de la población extranjera que ha llegado a Zaragoza desde comienzos de siglo, lo que ha acabado estigmatizando y creando prejuicios en cierta parte de los ciudadanos que desconocen la realidad de Las Delicias.

Captura de pantalla 2018-10-26 a las 12.49.21

A lo largo de las últimas décadas del siglo XX, fruto del poder de las asociaciones vecinales del barrio y de sus protestas, las partes que quedaban por construir en el barrio acogieron las zonas verdes que tanto faltaban. De aquí vienen zonas como la Bombarda, el anillo que rodea la Bozada y los parques Castillo Palomar, Sedetania, Avicebrón, Avempace y, por supuesto, el Parque Delicias, que ocupa parte de los terrenos del antiguo psiquiátrico. Sin embargo, estas actuaciones no son suficientes. Si bien mejoran la calidad del entorno más cercano, todas ocupan lugares periféricos y no solucionan el problema del centro histórico.

Ha habido distintos intentos de solucionar problemas sociales y de sensación de comunidad entre el resto de la ciudad y el barrio. Una de ellas fue la construcción del Jardín Vertical de la calle Delicias, un espacio que si es cierto que a nivel de calle funciona estupendamente, es más dudoso en su desarrollo en altura, de difícil acceso y mantenimiento. También ha habido episodios ajenos al barrio que creían que su problema era su identidad callejera, para algunos casi rural, y multicultural y han intentado diluirla en vez de aprovecharla, como una edición del Festival Asalto que se celebró en el Parque Delicias y que supuso un aumento de los graffitis, muchos en protesta de esta intervención que no tuvo en cuenta lo que había previamente.

Captura de pantalla 2018-10-26 a las 12.49.25

Pero no todo han sido intentos fallidos. Su gran problema es a su vez su gran ventaja, la densidad. Por un lado es clara la necesidad de espacios verdes de esparcimiento, un reto en una pastilla tan colmatada. Sin embargo, estas calles desordenadas y necesitadas de espacios verdes, pueden presumir de un tejido comercial único en Zaragoza tanto por su cantidad como por su enorme oferta abierta a todos los zaragozanos, cuyo buque insignia es la calle Delicias, que gracias a su peatonalización sigue recibiendo hoy papeles más propios de un parque o una plaza, donde la gente de Las Delicias “profundas” socializa y se sienta a pasar el rato.

Lo que un día supuso el aislamiento del barrio, el tren, hoy es el generador de nuevas oportunidades y de un papel estratégico para toda la ciudad. El paso del ferrocarril ha permitido construir la nueva estación del AVE junto al barrio y, con el soterramiento de las vías, por un lado se ha acabado con el difícil cruce que supuso primero el paso a nivel, luego el paso a desnivel y más tarde el “mecano azul” del Portillo y por otro la ciudad ha ganado una gran cantidad de espacio que conectará Delicias con el Centro a través de parques y equipamientos (como el Caixaforum). El problema de la conexión con el resto de la ciudad se ha mitigado también gracias al crecimiento hacia el sur, lo que ha convertido a Las Delicias en el centro geográfico la ciudad y una parte importante de su sistema viario, que ahora permite la construcción de una importante red de carriles bicis para llegar a otros puntos de Zaragoza.

La última actuación que ha tenido un éxito rotundo, pese a oposiciones ciudadanas cuando todavía se esbozaba la idea, es la de las “Esquinas del Psiquiátrico”, un conjunto de equipamientos y servicios (teatro, centro deportivo, piscinas, centro cívico, la plaza más amplia del barrio…) junto al foco que supone el Parque Delicias que es atractiva no solo para los vecinos de todo el barrio de Las Delicias, también los de otras zonas y para los estudiantes. Su cercanía al Parque ha configurado un “cluster” de servicios a nivel de ciudad. La posición estratégica entre piezas del barrio diferentes morfológica y socioculturalmente y cerca de otros distritos sin duda ha ayudado a una mejor asimilación de Las Delicias por parte de los vecinos de otros barrios, quienes ven cómo esta ciudad densa y variada cada vez está más dentro de Zaragoza y de los zaragozanos.

Captura de pantalla 2018-10-26 a las 12.49.29

Referencias imágenes: Gran Archivo Zaragoza Antigua, Cadena SER, Asamblea Delicias

Autor: Alejandro Lezcano y Felipe Sancho (CRONOTOPOS ARQUITECTURA)

BANNER-04

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM @ENJOYZARAGOZA!

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.