Dark Kitchens: los restaurantes virtuales afloran en Zaragoza - Enjoy Zaragoza
close

Dark Kitchens: los restaurantes virtuales afloran en Zaragoza

Cantina30

En este artículo desvelamos los trucos que ya están poniendo en marcha varios grupos en la ciudad y algunas previsiones sobre cómo se tendrán que profesionalizar los restaurantes digitales

El concepto dark kitchen (cocina en la oscuridad) ya existía, pero ha brotado especialmente a raíz de la pandemia, cuando bares y restaurantes se han visto obligados a cerrar sus puertas, pero algunos de sus propietarios se han dado cuenta de que podían seguir utilizando sus cocinas para satisfacer los deseos de los clientes, bien enviándoselo a domicilio u ofertándolo para pasar a recoger.

Y dentro de esos que han hecho de la necesidad virtud, están los menos que han visto aún más oportunidades: la de ofrecer otros tipos de comida más allá de la que solían servir en su establecimiento utilizando “una sola cocina en un solo local con un solo alquiler, con los mismos recursos, los mismos electrodomésticos, sin multiplicar los recibos de los diferentes suministros por distintos locales, ni pagar más licencias y permisos, etc.”, según explica Kike Júlvez, del Grupo Tándem.

Junto a su socio, Carlos Vallejo, fueron los primeros en apostar en Zaragoza por el concepto de restaurante digital, a raíz del primer confinamiento, desde su establecimiento de comida casera La Tradicional. Cuando lo abrieron en 2019, estaba pensado para take away, pero luego lo apuntaron al delivery con las apps de UberEats y Glovo, y, a lo largo del verano, han aprovechado su cocina para crear dos marcas más en formato dark kitchen: La Molletería, bocatas de inspiración clásica para comer en casa, y La Cantina Italiana, con especialidades argentinas e italianas, especialmente pizzas.

¿Porque no queda más remedio? 

Pues no precisamente para este grupo que tiene cuatro restaurantes, sino porque están siempre atentos a la demanda y se han percatado de que el público de delivery pide lo que se le antoja, ya sea una hamburguesa, o comida japonesa o china o mexicana.

De tal modo que en La Tilde Comunicación creemos que los restaurantes digitales han de servir a partir de ahora para focalizar los gustos de los consumidores, que cada vez van a estar más especializados y van a ser más exigentes en cuanto a la sostenibilidad, la trazabilidad y la experiencia en su conjunto, incluyendo el packaging y el chef que les ha cocinado. Ese es el futuro que se empieza a perfilar.

Con la misma intención surge el Grupo Blender, una creación de Gabriel Leonardi, un hostelero de toda la vida que, cuando tuvo que meter a la plantilla en ERTE en la anterior cuarentena, se puso a buscar locales para hacer una cocina central con diferentes marcas. Pero al ver que era muy complicado por el tema de licencias y permisos y requisitos, optó por alquilar un bar de toda la vida y convertirlo en la vermutería Boulevardier Bar.

Ante el nuevo cierre de bares, junto a su socio el chef peruano David Arroyo, siguieron adelante con su idea de usar la cocina a persiana bajada y mandar a domicilio comida de La leche de tres tigres, de especialidades chino-peruanas; y La Vegana, de recetas veganas, respondiendo a la tendencia actual. Envían incluso coctelería peruana para maridar sus platos y, tanto los latinoamericanos como los zaragozanos repiten y hacen correr el boca a boca, que ya es buena señal.

Probablemente, surgirán muchas más dark kitchen o restaurantes virtuales a los que podremos pedir comidas de sus marcas especializadas, pero estamos convencidas de que el éxito radicará en la profesionalización de los servicios. No basta con mandar la comida en tuppers o en cajas de cartón: habrá que cuidar la marca, el diseño, un packaging acorde que resulte atractivo, la imagen a través de las redes sociales… aunque el público no vaya a ir a sentarse en el restaurante, habrá que cuidarlo como si comiera por los ojos.

Artículo de LA TILDE BY YOLANDA GIL

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.