Así ve un haitiano la ciudad de Zaragoza - Enjoy Zaragoza
close

Así ve un haitiano la ciudad de Zaragoza: entrevistamos a Edouard

Extranjería

Nuestro segundo entrevistado es Edouard, jefe de proyectos licenciado en ingeniería de telecomunicaciones, que vive en la capital aragonesa desde hace más de seis años

Edouard nació en Haití pero por motivos laborales terminó mudándose a la ciudad de Zaragoza con su familia (esposa y tres hijos pequeños), donde lleva más de seis años viviendo. Este ingeniero de telecomunicaciones ha vivido en grandes ciudades como Miami, Liverpool, Montreal o Puerto Príncipe, pero ninguna de esos destinos le han aportado bienestar y calidad de vida como Zaragoza. 

Sección de la mano de Extranjería 24h, despacho de Abogados especializado en inmigración en Zaragoza

CONOCE TODOS LOS PROTAGONISTAS DE LA SECCIÓN ASÍ VE UN EXTRANJERO ZARAGOZA AQUÍ

Es cierto eso que dicen de que las ciudades hay que contemplarlas desde los ojos de los turistas, y esa es la idea que queremos transmitir en esta sección. En vez de turistas, hemos entrevistado a extranjeros que han vivido en algunas de las más importantes ciudades del mundo como Nueva York, Montreal o Miami, pero que por circunstancias de la vida han elegido Zaragoza ya sea para trabajar, estudiar o formar una familia.



Podría ponernos un poco en contexto, ¿por qué Zaragoza?

Nunca imaginé venir a Zaragoza.  La empresa en la que trabajaba me propuso una relocalización en Zaragoza, y acepté. Tan solo un familiar mío interesado en la Historia conocía la ciudad, por su relevancia en el Imperio Romano.

“El lifestyle es totalmente diferente y mucho mejor que otras ciudades en las que he estado”

En sus primeros días en la capital aragonesa, ¿con qué dificultades y oportunidades se encontró? 

Al principio me resultó difícil conocer gente, la principal barrera era el idioma. En Zaragoza no es común salir a tomar algo y unirse a cualquier grupo de gente de manera directa e inesperada, todo funciona por círculos concretos. Una vez entendí la dinámica, conseguí integrarme perfectamente y cuento con buenas amistades.

El lifestyle es totalmente diferente y mucho mejor que otras ciudades en las que he estado. La calidad de vida y el ritmo del día a día permiten un equilibrio muy bueno entre obligaciones y ocio (deporte, vida social…). Existe además una concienciación social por la salud muy grande y los ciudadanos tiene hábitos saludables, como salir a pasear, que se contagian.

Una gran ventaja, que me sorprendió mucho, es que no necesito coche. Es la primera vez en mi vida que ocurre esto. Puedo ir andando o coger el transporte público, que es muy rápido. Además, la comida es muy buena, hay restaurantes de mucha calidad a precios razonables. 

Usted hablaba un poco de español de antes de mudarse a Zaragoza, ¿le resultó difícil adaptarse? 

Aunque había estudiado algo de español antes, me resultó más complicado de lo que pensaba, sobre todo por el particular acento de la zona. Actualmente tengo un buen nivel gracias a practicarlo día a día durante todos los años que llevo viviendo en la ciudad y a varios cursos que he hecho. 

El único inconveniente es que avanzo más lento de lo que me gustaría porque mi ambiente y entorno de trabajo se habla únicamente en inglés. De manera que solo hablo español en el resto de áreas de mi vida. Eso sí, ver que mis hijos ya lo manejan sin problema junto al resto de lenguas es una maravilla.



¿Podría indicarme algunas diferencias culturales que le llamaron la atención? 

Los horarios de las comidas. Hasta que llegué a Zaragoza estaba acostumbrado a desayunar sobre las 6 o 7 de la mañana, alargar la jornada de trabajo hasta las 15 o 16h y comer posteriormente. Aquí se desayuna más tarde y se come más pronto, con una pausa dentro de la jornada laboral. 

También me llama la atención que los centros comerciales cierren los domingos, pero lo entiendo como algo positivo que permite llevar un ritmo de vida más lento, algo que admiro mucho de esta ciudad. En general, los horarios de los comercios se me hacían extraños hasta que me adapté a esta forma de vida.

¿El día a día en Zaragoza supuso muchos cambio en su estilo de vida?

Supuso un cambio total. Antes de venir a Zaragoza viví en diferentes ciudades y hacía mucho que no tenía una rutina y estabilidad como aquí. Siempre tuve coche, viajar en avión… Ahora, aunque sigo viajando bastante por motivos profesionales y, a nivel laboral mi día a día es similar, el cambio ha sido muy importante en todo lo demás, estoy asentado en una ciudad y disfruto de esa estabilidad y tranquilidad junto a mi familia sacándole el máximo partido a todo lo que ofrece.

“Zaragoza es la ciudad mejor ubicada de toda España y, gracias a eso, durante estos 6 años he conocido prácticamente todo el país”

¿Qué es lo que más le llamó la atención de Zaragoza después de haber vivido en ciudades como Miami, Liverpool, Montreal o Puerto Príncipe? 

Sin duda lo que más destacaría de Zaragoza es su localización. Para mí, es, literalmente, la ciudad mejor ubicada de toda España y, gracias a eso, durante estos 6 años he conocido prácticamente todo el país. Está especialmente bien comunicada con las ciudades más grandes, desde Zaragoza, entre 1h y 3h de tienes prácticamente de todo: ciudades españoles importantes, montaña, norte, costa mediterránea… Es sencillamente genial. 

Me encanta la montaña, la costa y la buena gastronomía y, para eso, pienso que esta ciudad es genial. Lo tiene todo. Además, también me parece que es proporcionalmente más económica que otras grandes ciudades con mejor calidad de vida.



Tiene 3 hijos de 6, 3 y 1 año de edad, ¿el sistema educativo de los colegios zaragozanos le parece inclusivo?

El sistema educativo me parece muy inclusivo, de hecho, hasta nos ha permitido integrarnos más a nosotros como adultos, conocer a mucha gente y hacer muy buenos amigos.  Sin duda, elegiría Zaragoza de nuevo y lo recomendaría para criar y educar a mis hijos. Por la proximidad de todo (colegios, centros de salud, farmacias…),  por los precios (aquí un colegio es hasta 1/3 más barato que en otros lugares sin renunciar a la calidad), y por la cantidad de actividades que hay para los niños y de buenos planes familiares que ofrece la ciudad.

Piense en su ciudad natal, comparando en la medida de lo posible, ¿en qué cree que podría mejorar la ciudad de Zaragoza? Y al contrario, ¿qué tiene Zaragoza que se llevaría a su ciudad de origen?

Aspectos a mejorar, que fuera un poco más como Haití que es una ciudad más abierta: los grupos en la calle, bares o restaurantes son muy dados a integrarte de primeras con ellos si te ven solo. Un poco como también ocurre en las grandes ciudades españolas como Madrid o Barcelona. 

Aspectos que exportaría, todo (comenta entre risas). La seguridad, aquí vivimos sin ningún tipo de preocupación en ese sentido, incluso por la noche. También me llevaría el transporte público y el hecho de no necesitar coche. Por supuesto, las tapas y el vino, aquí hay vinos buenos a muy buen precio que creo que no se aprovechan del todo a nivel internacional.



¿Ha encontrado algún rincón de la ciudad que le haga “sentir como en casa”?

Me encanta la zona de la Plaza de los Sitios. Se encuentra cerca de mi casa y me parece muy bonito, limpio y bien cuidado con un fantástico parque para mis hijos. Además, cuenta con muy buenos restaurantes: Garbo, Ginger, Smooth o Carnívoro son algunos de los sitios que más me gustan de la ciudad.

Si no es mucha indiscreción, ¿cómo ve su futuro en Zaragoza a día de hoy?

Mi mujer (canadiense) y yo tenemos la idea de vivir en Zaragoza con nuestros tres hijos por lo menos, los próximos 7-10 años. Únicamente me plantearía mudarme si surgiera fuera de aquí una oportunidad laboral (para mí o para mi mujer) que no pudiésemos rechazar. 

DESCUBRE AQUÍ LOS MEJORES PLANES EN LA CIUDAD DE ZARAGOZA



Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.