7 bares de Zaragoza que han hecho de una especialidad su seña de identidad - Enjoy Zaragoza
close

7 bares de Zaragoza que han hecho de una especialidad su seña de identidad

35159234_2084204668524331_6821527132661874688_n

Por sus tapas les conoceréis. Un plato vale más que mil palabras.

Ya sea una tapa o un plato que no se hace en ningún otro bar o restaurante de la capital, tenemos verdaderas delicias que han hecho famosos a sus bares más allá de sus dueños. Os traemos una lista con siete platos famosos de restaurantes de Zaragoza.

Las ‘cocletas’ de Mariví del Mesón Martín: en este conocido bar-restaurante del barrio de la Bozada, tienen unas cuantas especialidades muy ricas, pero su referente más buscado son las cloquetas de cocido de Mariví, que se caracterizan por su sabor castizo y un tamaño superior a dos pulgares.

Bula by Bula: No hay barra tan viva como la de cualquiera de los dos Bulas de la capital aragonesa. Sea donde fuere, en pleno Tubo como en la Zona, esta tapa tan sencilla como única “vuela” en forma de griterío del personal  “¡dos bulas!” y no hay quien se resista como aperitivo o antes de cenar. ¿Su secreto? Solomillo de cerdo ibérico en adobo sobre pan con tomate con casse.

El jamón con chorreras de Casa Juanico es otro clásico que no puede faltar en la barra de este mítico bar de tapas en plena plaza de Santa Cruz que representó a la gastronomía aragonesa durante la Exposición Universal de Sevilla 1992 en el pabellón de Aragón. No en vano, cumple este 2021 los 55 años, desde que lo creara Rogelia Jaime, la anterior propietaria, allá por 1967. Su actual chef, Míchel Velasco, lo ha conservado, pero lo curioso es que es una especie de buñuelo de huevo duro con queso y jamón york, así que queda muy lejos de las expectativas de quienes esperan encontrar mucho jamón ibérico. Lo cual no significa que no enamore a todo el que lo prueba.

Las migas de La Miguería son de lo mejorcito de Zaragoza en migas de todos los tipos. Su carta es amplísima, con todas las combinaciones de ingredientes posibles que puedan sostener esas migas perfectamente cocinadas, por poner algunos ejemplos, con pulpo al pimentón, de garbanzos con callos, con vino y brochetas de queso y frutas, con cerveza, salchicha y queso; o con pimiento verde, queso, tomate, huevo, cebolla pochada y brocheta de fruta. Ahora bien, nos decantamos por las melosas de quesos, huevo y foie, a tope de power.

Perrigamba de la Taberna El Papagayo: ni perritos calientes ni hot dogs ni nada, en el pan típico del perrito caben otros alimentos y en este pequeño bar de la zona de Santa Ana se les ocurrió echarle gambas con una deliciosa salsa suave que hace que se te deshaga todo el conjunto en la boca y te pida otro más, hasta saciar la gula.

Huevo relleno de Casa Unai: el propietario de este bar situado en una callejuela desconocida de la zona de Bretón sigue dándolo todo alrededor de una barra con cuatro o cinco mesas que siempre están repletas de verdaderos acólitos pidiendo sus chuletones, sus tortillas de patatas y, sobre todo, su huevo relleno, que es de un delicioso atún en escabeche… y hasta ahí podemos leer. Lo demás lo alimentan las leyendas urbanas 😉 Imprescindible reservar antes de acercarte.

Los espagueti con parmesano de El Foro: años lleva este restaurante deleitando a los vecinos de La Romareda y a quienes se quieran acercar a su territorio bien plantado para gozar de su servicio y de su gastronomía. La cual, en los últimos años, ha atraído a propios y extraños por esa atractiva rueda de parmesano a la que le quitan ‘la tapa’ para rebañar ahí los espaguetis al parmesano. Es una operación que ejecuta el mesero delante de los comensales para que estén recién hechos al servírselos en el plato. Una delicatessen única en Zaragoza que no se debería perder nadie.

Artículo de La Tilde by Yolanda Gil

Fotografías webs y redes sociales de los distintos establecimientos

 

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.