close

Encuentros con… Fidel Delgado.

fidel delgado

Entrevista de Estela Millán

Fidel Delgado es psicólogo clínico, pero se autodefine como «titiripeuta». Imparte cursos como «Déjate en paz» o «Los juegos del ego» valiéndose de recursos y utensilios comprados en «tiendas de chinos» pero con una gran sabiduría, lucidez y sencillez. Su sentido del humor es extraordinario. Dice que «el humor es algo muy serio» y que estamos en la vida «de servicio»; defiende el cultivo del silencio y el desapego. Ha estudiado chamanismo, filosofías, yoga y zen. Tras renunciar a su plaza como psicólogo en el Departamento de Psiquiatría de Ciudad de la Paz, Madrid, empezó a dar cursos de formación por los hospitales, mientras vivía en una caravana. Desde entonces «la vida se ha ocupado de él» y le ha empujado a explicar a los demás que solo somos parte de algo que nos supera, y que no tenemos nada que temer.

 

foto fidel delgado

 

Fidel, has estado en Zaragoza y has impartido un taller intensivo que se llama ‘Morir no es lo que parece’, ¿qué enseñanza crees que se lleva la persona que lo realiza?

Cada uno se lleva según el interés que le ha movido a venir, y en parte yo colaboro que además de este interés, le interesen otras cosas que todavía no le interesaban, y ese es el juego de pedir su atención y pasearla por otros centros de interés, por ejemplo, que el morir no es solo una vez en la vida sino que hay muchos morires, cada vez que hacemos un cambio de forma de vida con intensidad.

fidelzaragoza

 

Tememos la muerte, tememos las enfermedades, tememos sufrir, ¿crees que hay esperanza con la reeducación emocional?

Bueno, esperanza claro, porque todo lo que es poner luces en lo que hemos recibido y buscar otra manera más amplia de vivir, más amplia porque amplies los conocimientos y cambies a modelos explicativos de la vida que sean más comprensivos, o más amplia porque emocionalmente te atreves a cosas que antes no te atrevías porque has desplazado miedos, o más amplia porque creativamente pruebas nuevas formas de vida que antes ni te habías imaginado que eran posible, en cuanto das de sí en la vida, te tienes que morir a las formas estrechas anteriores  y ese morir es mucho más importante que el del sepelio.

Sabemos que los niños copian todos los patrones de los padres, todo lo que ven en casa, lo que escuchan de un adulto o de otro, más su propio caos, ¿cómo crees que podemos influir los padres más positivamente en los hijos? Un consejo que puedas darnos a los padres.

Es que como los padres transfieren a los hijos tantas cosas incluso sin darse cuenta, pues todo lo que un padre o una madre invierte en sí mismo en su lucidez, en su confianza, en su armonía, todo eso pasa a los hijos aunque ni nos demos cuenta. Así que todo lo que inviertes en cuidar tu persona en todos los apectos lo heredan los hijos, y a veces nosotros nos descuidamos en su beneficio, pero no funciona. Alguien que esté confuso, transmite confusión y alguien que esté desarmónico transmite caos. Así que, curiosamente, como se dice en los aviones, si tienes que ayudar a un pequeño a salir del avión, primero ponte tú el oxígeno, ventila tus neuronas y luego podrás ayudar.

Hay una charla tuya que es una de mis favoritas, y tiene que ver con el concepto que tienes sobre ‘basura emocional’,  ¿podías explicarle a nuestro seguidores esa visión que tienes de cómo manejamos un poquito mal a veces las emociones?.

Claro, es que las emociones que llamamos negativas, como lo que llamamos basura, pues como molesta e incordian, y a la gente no le da gustirrinín, se tira e incluso sin mirar dónde se tira, y uno se queja en cualquier dirección y uno se harta y despotrica, todo es mal humor y a veces mal estar, lo llamamos despectivamente basura, pero el reciclado de la basura, nos ha hecho descubrir en la basura material, nos ha hecho descubrir que tiene muchos componentes aprovechables,  y en la basura emocional los disgustos y los desengaños por ejemplo, te enseñan muchísimo, cómo te habías dejado engañar, y el desengaño se convierte en un tesoro, cómo la desilusión se convierte en un paso adelante para no estar siempre enredado en ilusiones. Si le pones lucidez a la basura encuentras en ella mucho aprendizaje, mucha sabiduría.

¿Por qué crees que nos cuesta tanto tener un visión holística de nosotros mismos?

Porque es así en parte nuestra educación, ya dividimos la vida en asignaturas y hasta para la salud pasamos por 15 especialistas, un solo sujeto que es único, sin embargo para el brazo va al brazólogo, para la oreja va al orejólogo, para el pie al….

Entonces si esos que trabajan la híper especialidad, no juntan la información, pues más que sanar destrozan. Nos convertimos en trozos de nosotros mismos, la visión integradora que ya además de lo físico, integre lo emocional, y lo más sutil y lo energético, es un curro que nos queda porque hemos aparecido en una cultura atomizante, volver a integrarlo… hay que ponerse a ello, porque no está subvencionado que digamos.

Los que te conocemos hace tiempo sabemos que el humor es una de tus estrategias, ¿cómo puede recibir esto una persona que te escucha y que está sufriendo realmente¿.

Para empezar, por lo menos no aumento su sufrimiento o su angustia, porque lo mío está digamos en una mejor vibración, pero luego también está el sentido común de no ir cantando donde están llorando, el dicho lo dice  así, donde están llorando no vayas cantando, una cosa es que tengas buen humor y otra cosa es que impongas a todos tu jijijaja como imperativo, el buen humor básicamente el sentido del humor es darse cuenta del humor que corre por ti y el humor que tiene el otro, y si te das cuenta de qué humor está el otro sintonizas con él para no forzar ninguna situación.

Un consejo que pudieras dar a personas que sufren y que quisieran dejar de sufrir.

Creo que los consejos en abstracto son imposibles o tienen mucho riesgo de desatinar lo más atinado, me parece. Escuchar muy atentamente, no solo con los oídos, con la vibración, con el alma, a alguien que está sufriendo y esa escucha ya te da la pista si es prudente hablar o si lo mejor que puedes hacer es escuchar y el tino te lo da la sintonía, la empatía con esa persona para que sepas donde está porque unas veces hay que hablar, otras hay que callar.

He elegido una charla magistral sobre el sentido del humor impartida por Fidel Delgado que no os podéis perder.

Este fin de semana, Fidel imparte un taller en Madrid.

taller MAdrid

Facebook Fidel Delgado

Tags : Fidel Delgadointeligencia emocional

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Encuentra aquí tu hotel en Zaragoza, Aragón, Pirineo...