La aventura de recorrer el Ebro de punta a punta - Enjoy Zaragoza
close

Camino Natural del Ebro: la aventura de recorrer el Ebro de punta a punta

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Te gusta el senderismo? O mejor aún, ¿te gustan las rutas de largo recorrido ? Aquí tienes una opción: recorrer el Camino Natural del Ebro, también conocido como GR-99

Texto: Armando Cerra – Fotos: MAPA (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación)

Puede que ya hayas hecho el larguísimo Camino de Santiago o que hayas atravesado los Pirineos de parte a parte siguiendo las indicaciones del sendero GR-11. Y ahora estás buscando una nueva aventura. Toma nota porque esta te va a gustar. Caminar desde el nacimiento del río Ebro en Cantabria hasta su espectacular desembocadura formando un delta a orillas del mar Mediterráneo.Las aguas del río invierten en todo ese trayecto unos 930 kilómetros, aunque el itinerario marcado como Camino Natural del Ebro es algo más largo: 1287 km. Al fin y al cabo hay que aprovechar el recorrido para descubrir la infinidad de lugares atractivos que nos aguardan en las inmediaciones de su cauce.

El río Ebro riega a su paso varias comunidades autónomas. Ya hemos dicho que nace en Cantabria, pero luego viaja por Palencia y Burgos de Castilla y León,  se interna en tierras de Álava en el País Vasco, también riega gran parte de La Rioja,  la zona sur de Navarra, atraviesa de oeste a este la provincia de Zaragoza en Aragón y finalmente discurre por Lleida y Tarragona en Cataluña.

En definitiva, que no se trata solo de andar por parajes muy atractivos. Hacer el Camino Natural del Ebro es una fantástica oportunidad para conocer la historia de nuestro país. Eso sí, requiere de esfuerzo y es imprescindible una buena forma física. Es cierto que no se trata de una ruta de montaña con desniveles increíbles, pero hacerla de manera íntegra puede ser muy cansado si no se está ni preparado ni equipado para ello.Repetimos son 1287 kilómetros de itinerario. Un largo periplo repartido en 42 etapas que transitan independientemente por una orilla u otra, y que van mostrando lo mejor de estos territorios ibéricos (nunca mejor dicho).

El reparto de las etapas por las distintas comunidades autónomas es el siguiente. Las cuatro primeras circulan por Cantabria. El obvio inicio en Fontibre, lugar de nacimiento del Ebro. Y partir de ahí los pasos nos llevarán por localidades como Reinosa , Retortillo o Aldea de Ebro, además de visitar sitios tan interesantes como el yacimiento romano de Julióbriga, el monasterio de Montesclaros o el bosque de Monte Hijedo.

No obstante, la cuarta etapa empieza en Cantabria pero concluye ya en tierras castellanas. Concretamente en Orbaneja del Castillo. Durante 8 etapas se van atravesando diversos parajes palentinos y burgaleses tan atractivos como el Desfiladero de los Hocinos, el arte románico del valle de Valdivielso o el Parque Natural de los Montes Obarenses. Hasta finalmente llegar a Miranda de Ebro, donde se emprende la entrada a La Rioja.

Lo cierto es que en este tramo a la altura de Haro y también por tierras castellanas el cauce del río va haciendo de frontera natural con el País Vasco. Por ese motivo, el Camino Natural del Ebro va haciendo sus incursiones por tierras de Álava. No obstante, hay un momento en el que ya toma la vía plenamente riojana y pasa junto a hermosas localidades como Briones y se encamina hacia la primera gran ciudad de su cauce Logroño. Ya a partir de ahí sigue rumbo a Calahorra y la Rioja Baja hasta abandonarla por los hermosos sotos de Alfaro.

El río entra en Navarra por las localidades de Milagro y Castejón, y este es el tramo más corto de etapas de todo el GR-99, ya que primero se llega a Tudela y en la siguiente a Buñuel, para desde ahí dejar atrás la Comunidad Foral y entrar en Aragón. Concretamente en la provincia de Zaragoza, que es el mayor territorio que recorre el río.

Ya os hemos hablado en Enjoy de muchas de las poblaciones, rincones y encantos que se pueden descubrir junto al Ebro en tierras zaragozanas. Y desde luego todos esos atractivos están presentes en el itinerario de las 14 etapas y varios desvíos que se incluyen en el Camino Natural del Ebro a su paso por Aragón.  La lista es muy larga: Alagón, la torre mudéjar de Utebo, los galachos de Juslibol y La Alfranca, los meandros de la Ribera Baja, el monasterio de Rueda, Caspe, Fabara, Fayón o el Mar de Aragón.

Precisamente ahí culmina el recorrido zaragozano del Camino Natural del Ebro, para adentrarse en Cataluña. Primero en territorio leridano y luego ya en la provincia de Tarragona. Todavía quedan por ahí lugares muy recomendables como Mora de Ebro o Miravet, por no hablar de la ciudad renacentista de Tortosa. Y sobre todo queda por maravillarse con el Delta del Ebro, la desembocadura del río en el mar. La meta de este camino fluvial tan especial.

Fotos: MAPA (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación)

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.