close

De tapas con… Gema Rupérez, reconocida artista zaragozana.

Captura de pantalla 2017-07-07 a las 12.03.27

Reportaje de Ángel Pascual Gonzalo.

Gema Rupérez nació el 2 de julio de 1982 en Zaragoza. Estudió hasta los 18 años en Zaragoza, y después fue a Valencia donde hizo Bellas Artes. Luego estuvo 1 año en Italia con una Beca Erasmus, otro año en la Fundación Antonio Gala en Córdoba, seguidamente en Madrid en la Casa de Velázquez con una beca durante 2 años, y también ha estado en residencias cortas en Francia, Bolivia, Italia y España. Volvió hace 4 años a Zaragoza, y en ese momento conoció a su marido. Nos dijo: “Me he quedado por amor y estoy muy feliz”.

Le preguntamos cómo se encaminó en el mundo del arte, y nos respondió que cree que siempre hay una decisión racional que tomas de una forma consciente, pero también hay algo irracional, innato. Tiene en mente que ha vivido al lado de un río, y ha tenido mucho contacto con la naturaleza. De pequeñita hacía esculturas con piedras. También a su madre le gusta mucho la pintura, y tiene recuerdos de muy chiquitina de pedir con ilusión unos lápices de colores y bloc de dibujo para el día de su cumpleaños. Esa era su petición cada 2 de julio.

En cuanto a cuál de sus obras le gusta más, nos dijo que quizá la última, porque es en la que más se ha involucrado a todos los niveles. En este caso el proyecto se llama “Missed call”, y formó parte de la exposición  “Círculo de Tiza”. Ahora ha sido seleccionado para la feria Arte Santander, donde irá representada por la Galería A del Arte de Zaragoza, con la que además prepara exposición para la próxima apertura de temporada en septiembre.

Hablando de gastronomía, nos dice que le gusta mucho comer. Desde una tabla de quesos, foie, carnes, pescados, la paella también le encanta, los postres…

Y le gusta cocinar, pero no tiene mucho tiempo. Nos dice: “Es otro tipo de arte, es de esas cosas que te pones, dejas de pensar en lo demás y desconectas del mundo, y eso está muy bien. Es como pintar”.

PPP

Como lugar para tapear ha elegido el Caza Ostras, ya que es original y está muy rico todo lo que hay. Aparte de ostras también hay unos quesos buenísimos y un foie espectacular…

En cuanto a restaurantes nos cita el Absinthium, del cual nos dice que es un sitio que no se conoce mucho todavía. Le parece que la atención y la gastronomía es exquisita. La ubicación es céntrica con una vistas muy bonitas, y el espacio genera mucha intimidad, hace que el sitio sea muy agradable. Lo tiene todo.

En gustos musicales le gustan muchas cosas, pero hay un compositor francés de música contemporánea muy especial para ella. Se llama René Aubry. Y hace poco estuvo en un concierto de Silvia Pérez Cruz, también maravillosa.

Sobre libros, le encanta leer, y le cuesta hacer una selección. Se ve incapaz. Aunque hubo un tiempo en su vida en la que estuvo obsesionada con Amelie Nothomb y Banana Yoshimoto, de quienes tiene todos sus libros. Nos dice que al margen de la anécdota, últimamente ha leído a  John Steinbeck, el libro de “ratones y hombres” , el cual le gustó mucho, o “Kanada”, la última novela de Juan Gómez Bárcena, a quien además tiene el honor de conocer a través de la Fundación Antonio Gala. También nos comenta que lee sobre todo ensayos de arte, y que le apasionan. Y ahora está con Boris Groys y Susan Sontang.

En cuanto al cine se considera muy fan de Sorrentino, con películas como “La gran belleza” y “La juventud”.

Con respecto al deporte le gusta practicarlo, pero no es fanática de ningún equipo en concreto.

Como lugar especial de Zaragoza nos cuenta que podría citar el entorno del Balcón de San Lázaro, comer por allí en “el Molino de San Lázaro” y dar un paseo por aquella zona, donde hay un mirador (escultura de Claus Bury) que le trae muy buenos recuerdos. Y cerca de allí también está Le Pastis, paraíso del terraceo.

Le pastis face
Le Pastis

Y de Aragón le gusta mucho todo. El Pirineo o el Prepirineo… A Aínsa le tiene mucho cariño, allí hay un restaurante que le encanta, se llama “El Callizo”. También  le gusta mucho Alquézar. Y hace poco estuvo en Anento, un pueblecito de Zaragoza que también tiene encanto. Y de Teruel nos dice que es preciosa la zona del Matarraña, la llamada Toscana española”.

Esto es lo que nos ha contado Gema de su vida y gustos. Para tapear eligió el Caza Ostras, del cual os contamos algunas cosas a continuación.

El Caza Ostras está abierto desde el 1 de octubre de 2013. Es propiedad de Sylvie y Berta. Sylvie es francesa y ha trabajado en hostelería durante 20 años, estando como chef de cocina en importates lugares de Francia. Al venir a España y conocer Zaragoza, decidió quedarse en la ciudad al ver una posibilidad de negocio muy interesante y el poder vivir en una ciudad que le ofrecía una alta calidad de vida.

Ofrecen ostras principalmente, pero también foie, quesos… Tienen vinos franceses, pero también españoles, de los cuales nos dice que los hay muy buenos.

Está situado en la C/ Diego Dormer, nº 6, justo al lado de la Plaza Santa Marta.

Aquí os dejamos su página de Facebook. Facebook Caza Ostras

Leave a Response